Derrota

Derrota

La derrota no tiene nada que ver con ser vencido.

La derrota tiene que ver con el sabor del suelo, con granos de arena en los labios, con respirar a ras de arena.

La derrota tiene que ver con el camino, con los horizontes perdidos, con las canciones olvidadas, con los gestos aprendidos sin querer.

La derrota sabe a sombra, a filtro que se quema en un cenicero atiborrado de colillas, a café de dos días.

La derrota se aprende, te castiga, te sigue, te despierta, te vacia.

La derrota se lleva en las lágrimas que saben a sudor y que no lloras, en los malos recuerdos, en los sueños sin recuerdo, en los bolsillos llenos de arena de playas que no existen.

La derrota es un reloj parado, un paraguas al revés, un coche viejo, una mirada lejana, una despedida que se alarga.

Pero no tiene nada que ver con ser vencido.

Categorías:Miradas66, Por aquí dentro, Primera cosechaEtiquetas: , , , ,

7 Comments

  1. que bonita manera de expresarlo… asi es y no hay que dejar que las derrotas te afecten más de lo necesario, hay que tenerlas en cuenta y seguir hacia adelante porque la victoria final siempre será nuestra.
    ay, que bonito.

    Me gusta

  2. Un hermoso texto. Según lo he leído lo he interiorizado como propio, sintiendo el escozor de cada palabra, el olor de cada imagen, el calor de cada latido. Y al final es un canto a la continua lucha contra todas las vicisitudes que nos derrotan una y otra vez pero que nunca nos doblegan.
    Estupendo.
    Salu2

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s