Si da, No da

Pongámonos en situación. Estás en España, en el año de nuestro señor de 1988 (siempre escribo esto porque me gusta como suena, aunque debería decir SU señor). Tienes 22 añitos y todas las hormonas de tu cuerpo en constante ebullición. Como vives en Madrid, y en ese año, a la ebullición propia de tu edad sumas la de una ciudad que se despierta a lo bestia de una siesta de sueños grises de muchos años. Así como 40.

Pero todo eso se ensombrece por cuatro letras de las que tan sólo hace cuatro años nadie había oido hablar, y que designan una enfermedad que apenas había nacido con la década, pero que había tenido un brutal, mediático y sanguinario crecimiento: SIDA. Imaginaros las conversaciones, desinformaciones, leyendas urbanas, corrillos, etc… que se montaban alrededor de la palabreja.

DDGOtSjXYAAEp5N

Y en eso, una campaña de publicidad te informa, de manera clara y amena, de lo que Si Da y No Da. Publicidad con mayúsculas. Concepto y creatividad directos. Soporte creativo ideal. A mi si me da. Por quitarme el sombrero.

Categorías:Erase una vez, Joderquebuenoes, Visite nuestro barEtiquetas: , , , , , , ,

5 Comments

  1. esa etapa fue realmente nueva, no había tanta especialización y bueno, los anuncios tampoco estaban tan “controlados” y condicionados como ahora. muy buen anuncio, bueno, bonito y barato; no se puede pedir más.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s