Una oficina a 42º bajo cero

Nicklen01.jpg

Esa es la temperatura que puede sufrir (o disfrutar, por lo que parece) en su trabajo el fotógrafo Paul Nicklen, especializado en fotografías de naturaleza y ganador de numerosos premios de esa especialidad, amén de colaborador habitual de National Geographic. Este canadiense cuenta en su web que creció entre esquimales, sin televisión, radio o juegos de ordenador, asi que su pasatiempo era, más o menos, aprender de sus amigos Inuit a sobrevivir en el Ártico. Desde luego, viendo las fotos se ve que le ha merecido la pena.

Categorías:JoderquebuenoesEtiquetas: , , ,

11 Comments

  1. Theodore: Hala! Exagerao! Pero gracias.

    Dean: Desde luego. Lo que no se le ha enfriado es la cámara, a la vista esta.

    RC: Es que te da frio de sólo mirarla, es verdad.

    Sr. Werty: Pues eso que te llevas, que con este calor, se agradece.

    Maba: Desde luego que si. No parece un tío con problemas.

    Flordegato: Frió e inmensidad. Si que es bonita la foto.

    Enrique: Pues no las mires muy de seguido, eh? jeje.

    Me gusta

  2. Uy, con lo friolera que soy yo…creo que me hubiera muerto directamente, sólo en verlo ahí metido en el agua, me ha dado un escalofrio!!!
    Pero, si el pasar tanto frio, lo compensa con esas maravillosas imagenes,los preciosos animales, y esa magia que hay en ese lugar, la verdad merece la pena, simplemente me encanto!
    Un besazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s