De podredumbres, uvas, leyendas y guionistas

Ayer estábamos viendo un capítulo de “La Hora 11”, en el que se intentaba resolver un caso de intoxicación por pesticidas.  En una escena, uno de los protagonistas cuenta una leyenda….

[metacafe]http://www.metacafe.com/watch/3249079/podredumbre_noble/[/metacafe]

¿Que bonito, verdad? A mi también me lo pareció. Asi que decidí que al día siguiente cortaría esa escena y os la serviría como post. Pero hete aqui, queridos lectores (uy, siempre había querido escribir esto, que ilusión), que la curiosidad mato al gato, y me dió por investigar un poco más, por si descubría algún detalle más con el que engalanar la entrada.

Y descubrí que ni el noble era frances, ni la leyenda verdadera, ni la traducción exacta…. un alhaja de guionista, vaya.

En primer lugar, decir que el Botrytis cinerea es un hongo que, y eso es lo único de verdad en la historia, se utiliza en viticultura para la producción de, por ejemplo, el Tokaj Húngaro, al que Luis XIV calificó como “vino de reyes y rey de vinos”. Pero la traducción que el personaje hace no es correcta, o más bien se salta un paso, que debe ser que en TV el tiempo es oro, y traduce el nombre latino del hongo por “Podredumbre noble”. Lo cierto es que la traducción exacta vendría a ser “uvas de ceniza”, en relación al aspecto que tienen los “racimos” que el Botrytis produce. A lo que se le llama con ese bello nombre es a uno de los dos tipos de infección que produce (la otra, llamada “podredumbre gris”, echa a perder las uvas) y que le da esa característica tan especial al vino.

Ahora vayamos con la “leyenda”. Ni francés, ni noble, ni enamoramiento que valga…. Aunque en realidad hay multitud de leyendas que explican el origen de la podredumbre noble, la que parece más cercana al verdadero origen es la que alude a que en la ciudad de Tokaj se produjo un retraso en la vendimia al estar atacada por los turcos, y ese hecho fue el que provoco la feliz coincidencia de factores.

Siendo honrado, hay que decir en el descargo del guionista que el vino más “mediático” (lo cual no significa el mejor) que se elabora con ese particular método, es Frances, lo cual puede explicar el error.

De todos modos, mejor no fiarse mucho de lo que afirman los científicos en las series….

Categorías:Cine en Sala 66, Historias a mi maneraEtiquetas: , , , ,

12 Comments

  1. Stultifer es muy crédulo, yo no voy más allá de un 30%. En las películas hay normalmente una base real pero casi todo es ficción. De todas formas el análisis que haces me ha gustado, difícil meterte gato por liebre eh?.
    Un saludo.

    Me gusta

  2. Un par de cosas.

    En primer lugar, como se dice, desde otro punto de vista, en uno de los comentarios, la ficción tiene sus propias reglas. De modo que las inexactitudes pueden servir bien al transcurso de la trama. Ahora bien, la traducción del nombre del hongo, más que una inexactitud, es una metedura de pata de tomo y lomo.

    El tokay es un vino delicioso. Es posible, pues hasta ahí no llego, que se utilice el mismo método para la elaboración de los vinos franceses, pero el paladar de estos es, para el mío, bastante distinto. Ocurre algo parecido, por ejemplo, con el cava y el champán, que se supone proceden de la aplicación del mismo método. Y es que, obviamente, las uvas que se utilizan, el clima, el terreno, etc., son factores que inciden en el resultado final.

    Ah: me encanta la variedad, polifacético Adolfo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s