El Twitter lo tenía que haber inventado este

Y si no, alguien debería haberlo inventado para él, y se debería llamar Greguerier, o algo así. Porque no hay duda de que Ramón Gómez de la Serna (1888-1963) fue un genio absoluto en la condensar ideas en pocas, muy pocas palabras. Incluso se invento un género literario: la greguería, que el mismo definió como la suma del humor y la metáfora en una sola frase. Para más inri, en la wikipedia pone que ejerció “una rebelión imaginativa y nihilista contra una sociedad anquilosada, burguesa y sin expectativas”, descripción que nos pega como anillo al dedo, la verdad. Hubiera sido el puto amo, os lo digo yo.

Si de las siguientes frases no sacais al menos 5 frases geniales, de esas que te apetece poner en un cuaderno, en el blog, el twitter o el facebook, me dejó de llamar Cosechadel66. No os preocupeis, juego sobre seguro:

Como daba besos lentos duraban más sus amores.

Amor es despertar a una mujer y que no se indigne

Si os tiembla la cerilla al dar lumbre a una mujer, estáis perdidos

Como con los sellos de correo sucede con los besos que los hay los que pegan y los que no pegan.

Cuando el escritor ha llegado a la vejez, es cuando sospecha que el artículo que está escribiendo lo escribió ya otra vez.

Tocar la trompeta es como beber música empinando el codo.

En los pianos de cola es donde duerme acostada el arpa

El escritor quiere escribir su mentira y escribe su verdad

Era un pintor tan viejo que se le habían quedado calvos los pinceles

La lagartija es el broche de las tapias

El camello tiene cara de cordero jorobado

Los tábanos son borrones del aire

Las hormigas llevan el paso apresurado como si les fueran a cerrar la tienda

Las sillas aprovechan la oscuridad para echar la zancadilla a sus propietarios.

Si vais a la felicidad, llevad sombrilla

Hay que ser un poco idiota en la vida, pues si no se aprovechan los demás y lo son sólo ellos.

Era tan moral que perseguía las conjunciones copulativas

Si te conoces demasiado a ti mismo, dejarás de saludarte-

Lo peor de la ambición es que no sabe bien lo que quiere

Los chinos escriben las letras de arriba abajo como si después fuesen a sumar lo escrito.

Lo grave del solterón es que se va volviendo viudo

El niño grita: “¡No vale!”… “¡Dos contra uno!”, y no sabe que toda la vida es eso: dos contra uno.

¿Que, me cambio el nombre?

Como con los sellos de correo sucede con los besos que los hay los que pegan y los que no pegan.

Categorías:Desde esta parte del Patio, Sueños de papelEtiquetas: , ,

17 Comments

  1. El vídeo muestra una imagen sucinta de nuestro vanguardista por antonomasia.

    No tenemos hoy algo parecido. Además, se tiende en exceso a desacreditar las vanguardias históricas en favor de un, a veces, romo concepto de realismo.

    Si Ramón viviera ahora, lo tendríamos en la tele como una especie de friqui para pasto de irrisión.

    Me gusta

  2. Eres un crack.
    Parece que tenemos telepatía.
    Me gustan tanto las palabras, su etimología, cómo suenan, que mi próxima entrada no tenía nada clara si sería acerca de las greguerías o colgar unos epigramas “picantillos” que tenía por ahí.
    Ya no tengo dudas. 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s