Momentos

DSC02697.JPG

Ayer escribía que estamos hechos de tiempo, y de las marca en él. Me refería a esas grandes fechas que todo el mundo tiene como referencia de su paso por esta calle del olvido que llamamos vida. Y luego, todo eso está adornado con momentos. No os hablo de grandes momentos, como un nacimiento, o un primer beso. Puede que ni siquiera los recordemos al cabo de un corto periodo de tiempo, al igual que no recordamos el sabor de todos los cafés que hemos tomado en las mañanas de un domingo tranquilo, sino que nos queda la sensación de que nos gusta tomar café de esa manera.

Os hablo de esos pequeños momentos que proporciona una charla en una sobremesa, cuando las sonrisas se desplazan como si fueran el humo de un cigarrillo, y te olvidas de la hora, y del sitio. Hablo simplemente de sentirse  a gusto. No es cuestión de grandes victorias, de alegrías desbordantes, de grandes ocasiones. Hablo de gente hablando de cualquier cosa, de respirar humo y miradas tranquilas, de sentir que la noche es un lugar común, de treguas en nuestras luchas cotidianas. No hablo de revoluciones, de grandes palabras. Hablo del valor de volver a ver a un buen amigo, de hablar de chorradas y reir, de hablar de sentimientos y asentir, de hablar de amor y de sentir. Si, las pequeñas cosas de Serrat, esas mismas…. una mirada, una pequeña historia, un chiste tonto. De eso hablo.

Hablo de la #Twittcena de ayer. De lo que he sentido ante los regalos de Bárbara y Juanjo, o de los comentarios en el blog o en twitter. Ayer tuve la suerte de tener un saco de esos momentos. No se trata de dar sentido a la vida ni de grandilocuentes frases sobre futuros, presentes o pasados. Se trata de que ayer me sentí vivo y a gusto, como dar el primer sorbo a un café un domingo tranquilo de diciembre.

18 respuestas a “Momentos

  1. ahhh ¡qué momentoss! me alegra un montón que disfrutéis. Se encuentran personas por estos lares que son tesoros antes ocultos.
    Creo que ya te había felicitado pero… ¡felicidades por este pedazo de blog!

    Me gusta

  2. Al igual que Bárbara, te diré que mereces mucho más, el ingenio, la música, las historias, las imágenes y todo lo que nos regalas tú a nosotros a diario, no se paga con un post…

    Un abrazo, y a cosechar muchos años más de blog.

    Juanjo.

    Me gusta

  3. Epa! si CARPE DIEM… Adolfo he compartido grandes momentos en Cosecha del 66,…”A partir de ahora os espero en cosechadel66.es, espero que vuestra casa a partir de ahora. Alli os espero con los post abiertos. Que sea para mejor…” y ha sido para mejor, enhorabuena!!!! es un compartir de primera: miradas, momentos, sonrisas, tus ultima historia: asesino roba sueños, compartir el libro el de la selva, gracias por todo lo que nos compartes. Un fuerte abrazo, felicidades, y otra copita!

    Me gusta

  4. Respiro sentimientos y sentidos al 100% en este post y en estos comentarios.

    A nivel personal digo que también existen esas palabras o esa entonación o esa frase que se nos queda de un gran amigo a lo largo de nuestra vida. llega un momento en que te das cuenta de que parte de tu vocabulario es de todas esas grandes personas que te han regalado tan lindos momentos. Personas que se han quedado dentro de tí para siempre, forman parte de tu ser aunque en tu cabeza aparezcan de vez en cuando.

    Gracias por este momento… a todos.

    Me gusta

  5. Hola amigo.. nuevamente miles de felicidades, estos son los momentos que merecen las pena, pasar por tu casa y leer tus estelares palabras.

    Gracias Adolfo, nuevamente felicidades y buena noche de sábado.. Besotes

    Me gusta

  6. Precisamente de esos momentos es que debemos llenar la mochila que constituye nuestra vida para que cuando lleguemos al final del camino tengamos la satisfacción de haberla llenado de cosas agradables -algunas veces como hoy- o de cosas no tan agradables, pero no llegar nunca al final con la mochila vacía.
    Un saludo.

    Me gusta

  7. No sabía que twitter podía “regalar” momentos así… tendré que hacerle más caso.

    (Curiosa coincidencia, menos mal que no te leí antes… me hubieras “fastidiao” la entrada) 🙂 puesto que ya lo explicas muy bien.

    Un beso

    Me gusta

  8. me ha encantado la descripción que has hecho de los sacos de buenos momentos…

    menos mal que tenemos de esos a menudo y los llevamos a la espalda y nos amortiguan cuando nos caemos 😀

    es precioso tu texto!

    y muchas felicidades por el añito!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s