Chapas para un manifiesto (II)

Hablemos de la respuesta. Excesiva, con poca o ninguna reflexión, y a mi entender, instrumentalizada por otra “élite”, si bien ni tan organizada ni con tanta influencia como la de los pretendidos “artistas”, con intereses que no son en ningún caso los de aquellos a los que pretenden defender. Y en este punto quiero dejar muy claro una cosa. De ninguna manera esto es un ataque personal. Sólo uno de los nombres de la famos “Lista de Sinde” merece mi absoluto desprecio por su manera de actuar e insultar a aquellos que no piensan como él, y por la soberbia exhibida en todas sus declaraciones. Todo el mundo se equivoca, todo el mundo. Y me gustaría creer que se ha actuado de buena fe, a pesar de que para mi son errores graves los cometidos. Puede que sea fácil confundir un interes particular con un interés general, hipnotizados por lo que supone una audiencia numerosa.

Respuesta excesiva porque lo que este mundo necesita es reflexión y soluciones, no acciones rápidas que añadan más problemas y más distancias. Sin ninguna reflexión porque la confrontación directa nunca es la mejor solución. El ojo por ojo nunca soluciona nada. Quien se dice experto en una nueva y revolucionaria forma de entender el mundo no puede recurrir a reacciones más bien propias de siglos atrás. Si tan modernos somos, si tanto está cambiando el mundo, hagamos propuestas que ayuden, no manifiestos que enfrenten. Instrumentalizada porque ha puesto caras, desde el primer momento a una reacción que no debería haber tenido rostro. Creo que el mismo ruido se hubiera generado sin necesidad de manifiestos, redactores o “negociadores”, sin necesidad de la apariencia de negociacion. “Nos van a recibir” “Lo hemos conseguido, negociamos”, eran frases habituales en Twitter.

Hay un fallo, un error grandioso en el manifiesto. Un error que por si solo ya bastaría para que no lo hubiera apoyado de ninguna manera. Un error que a la vez es una prueba de lo que se tenia en mente por parte de sus redactores e impulsores iniciales: se confunde la parte con el todo. No se dice “los abajo firmantes”, o se utiliza la palabra “algunos”, ni squiera “una gran parte”, o la que ya hubiese sido un error menor de “la mayoria”. Se dice hablar en nombre de todos. Eso, sin haberlo difundido. Eso entre unas decenas de personas. Sin saber siquiera que gente lo iba a apoyar. Eso pega muy mal con el “yo no pretendo representar a nadie”. Si se pretendía hacer, si que se intentaba representar a mucha gente que no pedia ni queria esa representación. Quien se alza como defensor de la libertad no puede empezar por suplantar con su voz la de aquellos a los que pretende defender.

Y la segunda prueba de la instrumentalizacion del manifiesto es, en mi opinión, el punto 3. Se le da una importancia especial a las empresas, a los empresarios. Es sintomático de lo que en realidad supone el manifiesto. Se utiliza la fuerza mediática de esas empresas para su redacción y su lanzamiento a la red. Son intereses de esas empresas y no la de los usuarios las que priman en el inicio, y las que luego son defendidas en una pretendida “negociación”. La “elite” de internet contra la “élite” de la música o el cine. Y el usuario… donde siempre. Su opinión interesa si está a favor. Peones adelante, que las figuras mueven.

En resumen, el manifiesto no aporta nada más que unos intereses particulares a la resolución del conflicto y propicia la falta de entendimiento entre las partes. Insinúa cosas que no son ciertas en cuanto al anteproyecto y evade la cuestión de que al ser eso, un ante-, es susceptible de ser modificado antes de su aprobación. Se decide asumir la representación de un colectivo sin ningún sistema democrático que lo apoye, por parte de un grupo reducido de personas. Y se olvida de que Internet no es más que una herramienta maravillosa, no el jardín de unos pocos.

Un simple #hashtag en twitter hubiera propiciado la misma cantidad de ruido y la misma cantidad de post en los blogs y los medios, y hubiera respetado las opiniones individuales de cada uno. No hubiera habido caras… quizás lo único que buscaban algunos.

Categorías:Desde esta parte del Patio, Nosotros podemosEtiquetas: , , ,

8 Comments

  1. @Auberon39

    Mi yayo siempre tiene razón, la calma lo mejor para resolver problemas y eso en este caso ha faltado y mucha, esto hay que verlo desde otros puntos que no sean el enfrentamiento.

    Me gusta

  2. A mi hay una cosa que realmente no me gusta, y es que durante esta polemica se ha hablado de la blogsfera, reunion con blogger representativos, los lideres de internet, etc…. acaso hemos creado una especie de asociación, sindicato, o similar para que se pueda hablar en nuestro nombre, es más y tu lo has dicho en el manifiesto no se dice los firmantes, algunos, pocos, solo que hablan en nombre de todos, (no soy parte del todo).
    El aspecto de la ley que genera la polemica esta mal diseñado pero la manipulación mediatica y anonima que se puede realizar desde la red es tambien abrumadora.
    un saludo.

    Me gusta

  3. Y el ruido, ruido de teclas, fundamentalmente ha parido un topo.

    Con la poca vergüenza de unos, incluyendo en un anteproyecto una medida antipopular, a la que hay que retorcer para asegurar que se pretendía con ella acabar con la libertad de expresión (hay que ser bestias para entender la jugada de la Sinde así), y el descaro de los gurús (gurú banana cantaba Kevin Ayers) poniéndose guapos para la foto y empujando a unos cientos de malaventurados a ¡clamar por el P2P!, como si les estuvieran arrebatando las lentejas.

    Por favor…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s