Un gallego, una escalera y Stultifer

3.jpg

Dicen las malas lenguas que si te cruzas con un gallego en una escalera, nunca sabes si sube o si baja. Dicen, por otro lado, mis propias malas lenguas, que si mi vida es una escalera, no se si a veces subo o a veces bajo. Porque en ocasiones, de lo rápido que parece que subo, pienso que en realidad estoy bajando, y en ocasiones, cuando se que estoy bajando, me encuentro tan raramente a gusto que es como si estuviera subiendo. Y todo eso sin tener, que yo sepa, nada de sangre gallega en las venas. Aunque nunca se puedan asegurar esas cosas. A lo mejor habría que cambiar la frase de las malas lenguas dichosas y decir que “Si la vida es una escalera, nunca sabes si subes o bajas, así que, disfruta de la escalera”. Y por eso me ha encantado encontrar estas “Escaleras – anuncio” en Crooked Brains, para disfrutar de la vista mientras decido que narices hacer.

Y otra opción es consultar a un experto en escaleras como el amigo Stultifer, que tiene un blog repletito de escaleras y de vida. Quizás si le cambio estas fotos tan chulas por un consejo, pueda dejar de ser gallego honorario….

Categorías:Pásate por aqui, Visite nuestro barEtiquetas: , , ,

25 Comments

  1. Corcho, pues a mí me pasa que cada vez que veo una escalera no sé si hablo en gallego o qué. Es más en mi casa hay una escalera, justo al lado de mi habitación; y, para más inri, hay un gallego viviendo en ella. No sabéis lo que molesta tener que saltarlo todos los días.

    De cualquier forma, escalera arriba, escalera abajo, la segunda y tercera fotografías, las que denuncian, me parecen geniales.

    http://tinyurl.com/ycln6uc

    Me gusta

  2. Francisco Galván

    ¿Quién dice que en la vida hay que subir por la escalera obligatoriamente? Yo hace ya trece años decidí quedarme sentado en uno de sus peldaños. No tenía má ganas de subir. Me gustaba la vista que tenía desde allí. Tampoco reprocharía que alguien decidiera descender. Hace falta mucho valor para eso.

    Me gusta

  3. Bimbi

    Esta todo dicho de Stultifer. Es un blog genial y como dicen arriba, lo que da de si una escalera.

    Menuda panzada te has dado hoy conmigo jejeje. Me gusta volver a tener tus comentarios.

    Un abrazo

    Me gusta

  4. Sabela

    Sabes que soy gallega, y hoy puedo decirte que ya sabes más que yo. La poca experiencia que tengo de las escaleras, y no deja de ser hilarante, es que me suelo caer a menudo por ellas. Eso no quiere decir que las baje, solo que me caigo. Hoy, sin embargo, como gallega, no sé si subo o bajo o qué, por esas escaleras. Casi te voy a copiar y voy a sentarme en el rellano a disfrutar de la vista de esa escalera. Interesante, sin duda, y tan hilarante como mis caidas.
    Un saludo.

    Me gusta

  5. ¡Ay Adolfo!
    No sé qué decirte.
    Sé que tu entrada es metafórica.
    Pero como ya me conoces te imaginarás que llevo una temporada bajandolas y yo..por cojones que subo.

    ¡Ahí llevo una lucha de peldaños!

    Y lo curioso es que en mí, ni se manifiesta como los demás en ese abandono, en dejarse…¡al revés!.
    Ganas de irme a Australia con Hugh Jackman, y que le den por saco a la humanidad con energía vital juas.
    🙂

    (El que me entienda que me compre)

    Dile a Ojazos que invierta en acciones, soy el antídoto a la depre 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s