Me ha salido una “a” sindicalista

113_newthings.jpg

Lo malo de un escritor es que a veces se te plantean problemas para los que no estás ni medianamente preparado. Estaba yo disponiéndome a escribir un más que interesante post sobre el excelente trabajo de un diseñador, después de haber estado en su web y haber seleccionado las imágenes que iba a incluir, cuando el teclado se ha negado a funcionar. Tras probar de mil maneras diferentes, y cuando ya daba por imposible cualquier cosa que no fuera reiniciar el ordenador, el parpadeo del cursor se ha convertido en una “a” gigantesca que ha ocupado casi toda la pantalla del ordenador. “¡Coño!” He soltado yo, agotada mi imaginación en busca de que aquello funcionara. Y como ya la había agotado, el hecho de que la “a” comenzará a hablar, dirigiéndose a mi, no podía deberse a un exceso de ella. Así que lo único que he podido hacer es escucharla. Podía intentar haber reproducido aqui la conversación que he mantenido con la dichosa letrita, pero sería cansado recordarla y hay algunos términos de la negociación (si, hemos negociado, aunque parezca sorprendente hacerlo con una “a” minúscula. Si al menos hubiera sido la mayúscula…) de los cuales no puedo hablar.

El caso es que la letra venía de representante sindical del resto de compañeras de la memoria de mi ordenador. Me ha planteado que estaba muy bien mi afán de utilizarlas para las historías que publico y esas cosas, pero que se sentían meramente intermediarias, y que al fin y al cabo, ellas también tenían su corazoncito y sus sentimientos (si os puedo contar que en ese momento no he podido evitar preguntarla que si los sentimientos los tenían por orden alfabético). Y que ya era hora de que me ocupara un poco más de ellas. Que ya estaba bien de vestidos de Arial, Helvética o Times de los de saldillo, que se ven en cualquier blog de medio pelo. Que al menos una vez, querían un auténtico vestido de lujo, de esos que cuando los vieran otras letras, les salieran sarpullidos en las serifas de la envidia.

Y como en cierto modo tenían razón las pobres, que las llevo siempre de cuentos a besos o reclamación con lo primero que pillo, no he tenido más remedio que ir de tiendas por la red con ella. Y hemos tenido suerte. Porque hemos entrado en la  web de Alber Carnero, un diseñador gráfico excepcional, al que conocí en Twitter como @aletritas, y que además de dominar la ilustración y el diseño (o quizás por ello) a unos niveles que me hacen replantearme el contar que yo alguna vez trabajé en lo mismo, tiene una especial sensibilidad y acierto para trabajar la tipografía, con un envidiable sentido del espacio en la composición. Ha trabajado para gente bastante nombrada, así que no se podrán quejar mis letras de que las he llevado a cualquier sitio; y como es amigo, el precio ha sido lo de menos. Sólo deciros que cada de una de ellas se ha ido cargada de bolsas hasta arriba, aunque las oes hayan tenido que pedir alguna ayuda. Así que no es extrañéis si cualquier día de estos, mientras andáis por aquí leyendo un rato, noteis que una “Y” os sale vestida que ni de una boda. Será cosa de Alber y sus modelitos para letras.

Categorías:Érase Tres Veces, JoderquebuenoesEtiquetas: , ,

17 Comments

  1. Magnifico…..me ha encantado, además ellas tambien tienen derecho a vestirse de gala en muchas ocasiones, gracias a ellas…..nuestros pensamientos, sentimientos, todo lo que queremos expresar es visto, sentido, amado….
    Muy bello….
    Besoss Marian

    Me gusta

  2. Francisco Galván

    Mucho ojo, Adolfo, que el diablo se viste de mil maneras para confundirnos y que te salga una letra parlante, y encima miníscula, es como para ir de rodillas hasta la sacristía de Rouco y pedir perdón a B16 por tus pecados

    Me gusta

  3. No estarás tomado absenta o cosas por el estilo, eso de que una letra te hable está muy raro y no quiero imaginar lo que pasará cuando se pongan de acuerdo todas y te armen una composición. Genial la entrada.
    Un saludo.

    Me gusta

  4. Si puedo decir algo más….. tienes una sensibilidad tremenda.. y eres de los elegidos que profundizan en la materia de la vida, en este caso la visual, para entenderla perfectamente. La expresión, el alma de una imagen. (Porque una letra es la forma mas icónica de una imágen).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s