Muñeco comandante

80070-1.jpg

El otro día, al pasar por delante de una tienda del barrio, dedicada a las miniaturas y juguetes “de colección” (lo que significa juguetes para adultos que no se los pudieron comprar de pequeños), me llamó la atención ver en el escaparate una caja conteniendo el objeto que podéis ver arriba: un muñeco articulado representando al Che Guevara, con todos los accesorios, como podéis ver en las fotos. Y la verdad, me sorprendió. Y no se muy bien que pensar sobre ello. Por un lado, me parece una aberración. Comercializar de esa manera una figura tan mítica como el Che, tan alejada de lo que puede significar el consumismo que representa el muñeco. Por otro lado, no es más que otro paso en el uso comercial del Che: chapas, camisetas, películas, posters… ¿porque no un muñeco?.¿No es tener su figura en una estantería, al igual que su imagen en una camiseta, un homenaje a su figura, a su historia, a su lucha?. Sin embargo, ante las dudas, que mejor que ver que opina el retratado.

…ustedes no entienden lo que yo escribo y repito en mis conferencias. Aqui lo que hace falta no son homenajes, sino trabajo. En cuanto a los honores, se los agradezco, pero les voy a responder en francés, que es más delicado, para no ofenderlos: Les honneurs, ca m’emmerde! (los honores son una mierda)

Che Guevara

Creo que no voy a preguntar el precio.

Categorías:Todo a 66Etiquetas: , , ,

12 Comments

  1. la respuesta del che es grandiosa..

    la pregunta es.. quién lleva beneficios??? de verdad que me interesa quien gana dinero comercializando un muñeco del che que, por otro lado, me parecería un buen regalo para mi hermano..que paradoja

    besos

    Me gusta

  2. Hubo un tiempo que eras fuerte
    y peleabas como un gallo,
    gallo rojo, tan valiente
    comandante de este barrio,
    no importaba si eran diez,
    si eran veinte o si eran mil,
    eras grande, sol de mayo.
    Hoy la gente, va dormida
    nadie puede despertarlos.

    Es por eso que te pido
    que nos vuelvas a la vida,
    que despiertes a toda la sangre
    que está dormida.
    Algún día esta cuadra
    va a ser como vos querías
    y mañana será todo el barrio
    el que te siga.

    El mundo está dormido, de estas cosas ni se entera.
    Un saludo.

    Me gusta

  3. Pues a mí me produce cierta incomodidad cuando veo a alguien llevando una camiseta del ‘Ché’. No me parece un personaje tan importante en la historia universal como para eso. Más importante me parece Cervantes o Cristóbal Colón o Marco Polo, pero claro, llevar una camiseta de Cervantes ‘no mola’. Además corres el peligro de que no sepas ni a quién representa la camiseta que llevas puesta…

    Me gusta

  4. Puf. Esto está más que estudiado, si hablamos de mitos: primero se crean, luego se recrean y, finalmente, se parodian o, si lo prefieres, secularizan. Cambia, en este y otros casos, “secularizan” por “vulgarizan” o “comercializan”.

    ¿Qué le vas a pedir a una época que convierte en “mítica” cualquier novedad o fruslería que impresione las neuronas bombardeadas por los medios de comunicación.

    La imagen del Che, se piense lo que se piense sobre él, está en sus actos y en sus palabras, como bien sugiere o dice él mismo en las frases que citas. Lo icónico, en este y otros casos, es fácilmente manipulable y digerible. Su imagen convertida en un muñeco no dejará de ser un muñeco ni siquiera para nostálgicos revolucionarios. Un muñeco que no habla ni hace otra cosa que quien lo maneja.

    Obviamente, me quedo con sus palabras. El muñeco, para quien guste. Dejé de jugar con mis Madelman hace tiempo.

    Me gusta

  5. Curioso el muñequito, sí señor…yo sí me lo compraría, para guardarlo junto con la camiseta, el pañuelo, la biografía (La vida por un mundo mejor, de Pacho O’Donell, muy recomendable), el recopilatorio de sus frases, el CD de las canciones en su honor, las grabaciones de sus discursos…estas cosas no las tengo por moda, ni los compré por hacerle honores; sé que solo inflé un poquito más el bolsillo de alguien al adquirirlos, pero los conservo por mi gusto y para mi disfrute, para revivir momentos que en realidad no llegué a vivir, pero de los cuales tengo una imagen mental que ha aportado un poquito a la manera en la que vivo y a la persona que soy.

    Buen post, como siempre 😉

    “…Aquí se queda la clara,la entrañable transparencia de tu querida presencia, comandante Che Guevara…” (8)

    Me gusta

  6. Che (já, justito coincide), ¡stá bueno el muñeco! =o
    Si quisiera enseñarle a mi hijo sobre el Che, podría ser una buena idea empezando por mostrarle un muñeco, la ropa que lleva, las insignias y demás.

    Yo tomo colectivos (ómnibus, buses, transporte público) y no estoy para nada de acuerdo con los manejos que hace los corruptos con esas empresas, y con el desastre que suele ser por estos lares aquél servicio. Lo mismo con la Coca-cola, por ejemplo, o con alguna remera.

    Psicológicamente, no significa nada portar un símbolo visible externamente, sólo pudiera demostrar una tendencia, pero uno, humanamente, no es ni capitalista ni socialista, ni de derechas ni de izquierdas, a la hora de ir al baño o de tomar agua cuando se tenga sed.

    El punto es hasta qué punto uno avala o desacredita, directa o indirectamente, una ideología por el consumo de un producto o la inscripción de un símbolo.

    ¿El mundo de las ideologías es de apoyos o desaprobaciones? ¿Comerse una hamburguesa en McDonalds es avalar al capitalismo salvaje?

    Por ahí se dijo que no interesan las creencias [religiosas] sino lo que uno hace con ellas. Esa frase, ¿a qué “hacer” se refiere?

    ¡Un saludo, Cose!!!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

  7. Victor Ascenção

    Para mi el Ché hay que analizarlo por sus acciones y no por las “palabras”, las palabras las lleva el viento, los asesinatos en la cabaña, los juicios sumarios, los excesos en general. Las únicas “palabras” de ese “mitico” bastardo que quedan en mi mente son:

    “El revolucionario debe ser una fría y perfecta máquina de matar “

    “Fusilamientos? Sí. Hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario, nuestra lucha es una lucha a muerte”

    Las dictaduras sean de la tendencia que sean son ASQUEROSAS y sus “simbolos” a mi particularmente me causan una profunda repulsión. No existen fusilamientos buenos y fusilamientos malos, ni torturas buenas y malas.

    Saludos cordiales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s