De Manhattan al cielo

SONY DSC

Se dice aquello de “De Madrid al cielo”. Y quienes amamos esta ciudad entendemos esa frase muy bien. Se entiende al pararse un día soleado de Mayo en la Castellana, por ejemplo, mirando el cielo abierto reinar sobre esta ciudad abierta y sonriente, lo cual no quiere decir que se tome la vida a lo Hello Kitty, sino que le solemos decir a la vida que venga, que la esperamos, pero que si no la importa lo hacemos tomando una birra con tapita.

Y se dice “De Manhattan al cielo” porque el sábado la presencia y la sonrisa de muchos se hicieron escalones para subir hacía el. No un cielo de ángeles y dioses con triángulos de sombrero. Más un cielo pelín golfo, con diablos polizontes, sueños cumplidos, buena gente y ganas de seguir viviendo y no subir demasiado pronto a ese que nos enseñaron entre el Padre Cepas y el Padre Castellanos. O al menos hacerlo con los recuerdos de unas cuantas noches como está.

No se si conseguiré lo que deseo. No se si algún día será completamente cierta la respuesta “Escritor” a la pregunta “¿Profesión?”. Lo que si se es que me llena muchos huecos en los sueños que tan buena gente se reuna a mi alrededor para compartir un rato de copas y sonrisas. Lo que si se es que mis palabras podrían haber salido sonrosadas de vergüenza de los piropos (hasta en verso, gracias, Alfonso) que se les dedicaron aquella noche. Lo que se es que los sueños están más cerca, los muros tienen abierta alguna puerta y las ventanas empiezan a estar orientadas a un paisaje donde destacan buenos horizontes. Escribí una vez “Si la vida fuera un barco, que haya viento en las velas y no esclavos a los remos”, pues bien, hay viento en las velas.

Lo primero, dar gracias a @palabrasalbapor, a Marta, a Ojazos. Por estar y ser. Por ayudarme, por creerme, por hacer tantas cosas, tantas veces. Te quiero.

Gracias a @angelfmarin, @juanatalavera y su marido, @ecollado, @matey4u, @vicentjurado y @sunako83, @susigus y Eduardo, @alfonsopineiro, @noeliamtnez, @mara_bc, @migueltorija, @Laura_LaFari y Javier, @Balovega y compañía, y @charlygp. Habéis sido retazos muy importantes de ese viento.

Gracias a los que quisieron pero no pudieron: @David_MJ, @Guillamón, @Always_Candy, @Gasolinero, @McShubshne, @petitsemanan, @ogeid66 o @Auberon70. Y algunos de ellos más que lo expresaron el el patio. Se os echó de menos.

Gracias a Carlos, el dueño de “Las noches de Manhattan”, por poner el suelo desde donde salieron las escaleras, y el avituallamiento necesario para la subida, incluidas las copas y la pizza.

Y gracias dobles para @alfonsopineiro, @ecollado y @charlygp, por ayudar con sus crónicas y un fantástico soneto a que encima de sonrisas me haya llevado sorpresas de las que te dejan la sonrisa tonta un par de días.

Crónica de la reunión en Mis Pasiones, por @charlygp

El fantástico soneto de @alfonsopineiro

Una completa crónica (con un estupendo video) de @ecollado

Camarero, sírvame otra copita, la crónica de @alfonsopineiro

Y mis fotos, pocas… pero sentidas 😛

Y perdón si me he olvidado a alguien o no recuerdo sus nombres…. si es asi, pedirme penitencia, y nos volvemos a reunir para pagarla.

Categorías:Cosechadel66, Desde esta parte del Patio, Erase una vez, Miradas66Etiquetas: , , , ,

16 Comments

  1. Juana

    Un placer, gracias por la dedicatoria ¡que bonita!
    Escribe y pon fotos a lo que escribes, lo haces muy bien.
    La Vida nos lleva por senderos desconocidos, pero hay que seguirlos ….

    Me gusta

  2. Nuria00

    Envidia, de la sana y de la otra es lo que tengo.
    Pero me conformaré con visitar la crónica de cada uno, las miradas de cada uno sobre una noche que por lo que intuyo, fue fantástica.

    Saludiños

    Me gusta

  3. Bien dice Edu.. ponte a escribir leñe!! para poder disfrutar a tope la segunda cosecha, pues me perdí lo mejor, aunque si te digo la verdad, me traje algo estelar…

    Una gran cosecha con cata incluida (firma).. gracias de corazón Adolfo, el poco tiempo que estuvimos lo disfrutamos.

    Un gran abrazo de corazón y suerte!!

    Me gusta

  4. Como decía un maestro a su discípulo: “Si puede vivir sin escribir, entonces no escribas”. Es más que evidente que no puedes vivir sin escribir. Enhorabuena por estas reuniones que se asemejan a las de los eruditos que se reunían en bares cuando la literatura alcanzó sus más altas cotas y el arte era la única razón de la existencia para muchos.
    Un saludo.

    Me gusta

  5. Javier

    Gracias por una noche distinta, en la que he podido conocer a gente muy interesante y bohemia al mismo tiempo. Espero volver a coincidir y la próxima vez, hablaré un poco más.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s