Arenas. Aceras.

Arenas. Aceras.

Un niño sueña con desiertos. Con horizontes limpios.
Un niño sueña con calles. Con lineas de edificio hechas en el cielo.

Un niño sueña con arena,
Un niño sueña con aceras.

Ambos sueñan, ambos sonríen.
Ambos sonríen, ambos ven el mismo cielo.

Nunca se está más cerca que en el mismo sueño.
Nunca se está más cerca que soñando el mismo cielo.

———

Con todo mi cariño, para @jsanz y su proyecto “Letras en el Sahara”.
Si no lo conoces, creo que merece la pena que lo hagas.

Categorías:Miradas66, Nosotros podemos, TerceraEtiquetas: , ,

7 Comments

  1. qué bonito! Los niños siempre tienen los mismos deseos, buscan la misma sonrisa y desean tener cariño y eso es común a todos pero partiendo de los mismos deseos, dependen de factores externos para que sus vidas tomen caminos totalmente diferentes, muy diferentes y es muy duro ver que un niño pierda una sonrisa, es sólo un niño con los mismos sueños y deseos que cualquier otro.

    Felicidades por ese proyecto a su creador!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s