Mirar hacia atrás a 110

Con esto de la reducción de velocidad a 110 km/h que ha impuesto el Gobierno para ahorrar energía, las cosas parecen que van más despacio. Y claro, corriendo menos, te da tiempo a mirar hacia atrás. Y mirando, mirando, me he ido a 1973. ¿Y que ocurría ese año para que me haya parado por allí? Bueno, nada que nos pueda sorprender demasiado, la verdad. Como siempre desde que el mundo es mundo, en Oriente Medio las cosas estaban calentitas. Los países árabes acordaron en una reunión secreta en agosto que iban a utilizar el petroleo como arma para presionar al mundo occidental y que cuestionaran de esa manera su apoyo a Israel, a la que ya sabían iban a atacar militarmente en los meses venideros Egipto y Siria. Aquella guerra vendría a llamarse “del Yom Kippur”, pues ese era el nombre de la festividad judía que aprovecharon para lanzar el ataque.

El ataque se realiza el 6 de octubre. Y el 16 de Octubre, los integrantes de la OPEP suben el precio del petroleo en un 17% y anuncian cortes de suministro. Comienza la “Crisis del Petróleo”. Si en estos días el hecho de que Libia tenga un principio (o un todo) de Guerra Civil en su territorio ha provocado la reacción europea, en 1973 más bien se puede hablar de pánico. Entre la guerra y el bloqueo petrolífero, vino a parecer que se caia el mundo. Si ahora se limita la velocidad a 110 km/h, las decisiones que se tomaron por aquel entonces fueron bastante más restrictivas. Y ese es, al fin y al cabo, el objeto del post. Sin pretender hacer un análisis exhaustivo de aquella crisis o de sus repercusiones, aqui van algunas de las noticias o reacciones que surgieron en aquellos meses en los que la OPEP cortó el grifo.

Las cosas se veían tan mal, que en la presentación del Tour de 1974 se informaba hasta de los litros que se consumirían en la carrera, con una exactitud que hace sospechar, 107.348. El organizador de la carrera informaba que si había que hacer restricciones, se harían. Quizás pensara que los periodistas fueran también en bici. También en Francia se prohibían los anuncios luminosos desde las diez de la noche hasta las siete de la mañana.

El 31 de Octubre de 1973, el ministro de economía holandés anunciaba que, salvo casos de urgencia o la familia real, quedaba prohibida TODA la circulación de automóviles los domingos. La Familia Real se apresuró a manifestar que ellos también se sumaban a la iniciativa, solidarios ellos. Imaginaros que de la noche a la mañana, no podéis coger el coche los domingos… las empresas de bicicletas subieron en Bolsa, y la Federación Holandesa de fútbol estudió cambiar de día los partidos dominicales. En Luxemburgo, Bélgica e Italia también se aprobó la misma medida. En este último país, la prohibición se extendía a los festivos, sábados incluidos. Se hablaba de un total cambio de modo de vida. Y es que la Televisión y los espectáculos no podían durar más allá de las once de la noche, y las tiendas no podían abrir sino hasta las siete de la tarde. La iluminación de las calles se reducía en un 40%. Ya podían tener los italianos hogares confortables….

Por las mismas fechas, en Suecia, el Ministro de Comercio instaba a los ciudadanos a rebajar un par de grados la temperatura de sus radiadores, con lo que esperaba reducir en un 5 o 6% la factura energética. Ignoro si aumentaron las ventas de jerseys y mantas. Para dar ejemplo, la reducción se aplicó en los edificios gubernamentales. De la misma manera, también Austria imitó la medida. En Noviembre, Reino Unido y Alemania comenzaron a aplicar racionamiento en el abastecimiento de gasolineras. En Londres se iniciaron tumultos en las enormes colas que se formaron. En Alemania, previsores ellos, se estudiaron planes para destilar bencina a partir del carbón, que vuelve a escena como fuente de energía. Un ingeniero francés anunciaba ufano un coche que funcionaba con agua.

El Presidente de los USA por aquel entonces, un aficionado a las grabaciones caseras, un tal Nixon, pidió poderes extraordinarios al Senado, y no para convertirse en Superman, sino para legislar medidas de racionamiento. Una de ellas fue utilizar las matrículas (pares o impares) para poder adquirir dependiendo de ello la gasolina en un día u otro. Se llegaron a encargar cartillas de racionamiento, aunque nunca llegaron a usarse. Los fabricantes de automóviles norteamericanos se comprometieron a fabricar coches más pequeños y económicos. Por cambiar las cosas, hasta se instauro el horario de verano en invierno. En cuanto al deporte del motor, se suprimieron las 24 horas de Daytona y se redujeron las rondas de clasificación para las 500 millas de Indianapolis.

En España, los consejos, que no leyes, se comunican el 23 de noviembre a través del Consejo de Ministros. Se pide que la velocidad sea “voluntariamente” reducida a 90 km/h, y que se utilice más el transporte público, la reducción en intensidad y tiempo de la iluminación de locales comerciales, y un uso menor de la calefacción en los hogares. Aunque creo recordar que se terminó por convertir en ley en los años siguientes lo de prohibir la iluminación comercial durante algunas horas, quizás debido a la nueva crisis del petróleo que hubo en 1979, en esta ocasión provocada por los sucesos de Irán.

En resumen, Occidente le vio las orejas al lobo, o el grifo a los árabes. La crisis propiamente dicha no duró demasiado, porque en Marzo de 1974 la OPEP levanto el embargo. Aunque sus consecuencias se dejaron sentir en toda Europa a lo largo de la década de los 70. Las economías occidentales tomaron conciencia de su fragilidad en cuanto a energía se refiere, e intentaron tomar medidas para reducir esa dependencia. Por ejemplo, Reino Unido puso mucho más interés en descubrir y explotar sus yacimientos en el Mar del Norte. Y sobre todo, y quizás lo más importante, aquella crisis fue el comienzo de la investigación en el desarrollo de fuentes de energía alternativas que redujeran el consumo de las energías fósiles. De aquellos lodos vienen esos ventiladores gigantes que vemos desde la carretera. Algo es algo. Esperemos que las siguientes medidas que imiten no sean la de que se acabe la tele a las once, que me pierdo Buenafuente.

Categorías:Historias a mi manera, TerceraEtiquetas: , , , , , ,

12 Comments

  1. kar1oko

    el que cerraran la TV a las 11 no sería tan mala medida, obligaría reorganizar las parrillas y no habría que producir tanta basura para rellenar.
    También me parece mentira que en un país donde gozamos de semejante clima no potenciemos más la bici de verdad como en países mucho más fríos y lluviosos.

    Me gusta

  2. juan

    lo malo fue que durara tan poco. las investigaciones de la nasa en temas de energia eolica se abandonaron de un dia para otro. de no haber sido asi, en vez de ser los antepasados de los aerogeneradores actuales, tendriamos un buen puñado de generaciones intermedias.

    Me gusta

  3. baskerbill

    Pues a mí ya me vendría bien que echaran Buenafuente a las nueve en vez de a las doce, que me tengo que levantar a las 6:25 de la mañana, y me lo pierdo siempre.
    Además, como dice kar10ko en un comentario anterior, se podría quitar alguna que otra mierda de la programación.
    Un saludo.

    Me gusta

  4. Perdón, Amaia, perdón… jeje tienes razón, que luego todo se sabe 🙂

    Kar1oko, tienes razón en ambas afirmaciones, pero me da que importa más ciertas características “latinas” como la comodidad que el hecho de que fuera beneficioso. Aunque te advierto que yo he utilizado la bici por Madrid y facil, lo que se dice fácil, no es, y no sólo por las cuestas. Gracias por pasarte 🙂

    Me gusta

  5. Gracias a ti, Manolo, por pasarte para comentar 🙂

    Juan, al menos fue un principio, que hizo ver la necesidad de no depender tanto. Quizás sin esto, ni siquiera lo hubiera habido…

    Baskerbill, pues tienes razón. La verdad es que el otro día, comentaba con mi chica que parece mentira que añorasemos cuando sólo había dos cadenas 😦

    Me gusta

  6. R064N

    40 años después, seguimos igual… creo recordar que los únicos que le vieron las orejas al lobo de aquella realmente fue Dinamarca donde invierten fuertemente en renovables y vehículos de combustibles alternativos.
    Espero que por lo menos esto sirva para dar el empujon definitivo a los vehículos hibridos/eléctricos/etc…

    PD: Y 2×1 con Jodafone, en fin spam hasta aquí.

    Me gusta

  7. Ialza

    Esta situación que vivimos hoy es la mejor prueba de que los gobernantes son unos patanes (previsión a cuatro u ocho años vista, según les quede/convenga) y que el hombre es el único bur.. animal que cae, no dos, si no las veces que haga falta en la misma piedra. Aunque estoy pensando que esto, a lo peor es una igualdad; se cae dos y cien veces en la misma piedra de los patanes que solo preveen a cuatro u ocho años vista…

    Sl2 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s