Septiembre 1970. El abuelo fue cantaor

El hijo de Jesús y Felicita, de Mieres, se llamaba, se llama, Victor Manuel. En Septiembre de 1970, triunfaba en España con una canción dedicada a su abuelo Victor, minero. Hoy, 40 años después, el abuelo es el, y bien se podría decir que si su abuelo fue picador, el fue cantaor.

Victor tuvo desde pequeño bastante claro que aquello de la música le iba, y anduvo de aquí allá, de festival en festival, de emisora en emisora, con más ganas que éxitos, moviéndose mucho y dedicando canciones hasta a un tipo bajito y cabreado que gobernaba España por aquel entonces. Luego, en unos años, todo cambio, y nuestro amigo Victor se aupó al éxito con mayúsculas, y desde esos años 70 hasta finales de siglo (uy, como suena esto… uno se siente viejo, leñe) fue un icono de la música popular española, ayudado por el incuestionable carisma de otra persona de éxito, su mujer, Ana Belén. Ambos se convirtieron también, en plena transición, en imagen y voz de muchos, en una sociedad que veía abrirse un horizonte lleno de libertad.  Luego, lentamente, se ha ido ocultando, o perdiendo, quizás por las modas, quizás por el simple paso del tiempo, hasta terminar en la imagen de un gruñon directivo de una de las entidades que más odio registran (y nunca mejor dicho lo de registran): la SGAE. Es bastante curioso mirar ese viaje desde la altura del recuerdo, en un tipo que una vez cantó “Aquí cabemos todos o no cabe ni Dios”.

Pero visto su trayectoria, recuerdo la mía propia, las innumerables ocasiones en las que he escuchado, grabado, tarareado y silbado sus canciones. Su música me ha acompañado durante mucho tiempo, y eso no va a cambiar porque mi percepción del personaje lo haya hecho. Revisando los temas para este post, he recordado situaciones, emociones escondidas entre líneas de unas letras que aún recuerdo casi por completo. Así que eso, el abuelo fue cantaor… y allá van sus canciones:

  • Nada sabe tan dulce como su boca
    Sólo pienso en tí
    A donde irán los besos
    El abuelo Vitor
    La Planta 14
    Soy un corazón tendido al sol
    Quiero abrazarte tanto
    Baila, baila, bailarina
    Ay, amor
    Cruzar los brazos
    La Puerta de Alcalá
    Contamíname

Ya van con este 41 post dedicados a la música mes a mes desde junio de 1966, todos bajo la etiqueta Mes a mes Música 66. Te recomiendo que les eches un vistazo. El siguiente, octubre de 1970

Categorías:Música en Cosecha FM, Mes a mes Música 66Etiquetas: , , , , ,

6 Comments

  1. Phanktom48

    Alguien dijo una vez algo parecido a que la obra siempre está por encima del creador. Queda para la posteridad independientemente del devenir del creador.

    Que el Victor Manuel de ahora no sea el mismo de hace 30 años no le quita mérito artístico, en todo caso político…

    Me gusta

  2. Patricia

    No, como dice Phanktom48 no le quita mérito artístico. Pero sí le quita la credibilidad que yo le otorgaba. Yo que siempre le había seguido, de repente me encontré con que sus letras contra las injusticias, de izquierdas, luchadoras… quedaron ocultas bajo un cheque de la SGAE a final de mes. Y eso lo cambia todo. Como tenemos un bar y sé cómo se las gastan sus inspectores que entran cual “mosso” de Felip Puig en los garitos barceloneses y (en nuestro caso) nos cobran 1.200 euros anuales por tener música (aunque no sea suya). O eso o a juicios y a gastarte más en abogados. Y no podemos. Sabrá el nieto del abuelo Víctor cuántos cafés o cervezas hay que servir para tener limpios 1.200 euros para ellos? Me temo que no y que no le importa. No he vuelto a escucharle. 🙂

    Me gusta

  3. Adolfo, me has quitado el post de las manos. Hace unos días vi un reportaje de SGAE, en Antena3, donde un Víctor Manuel “abuelo” solo sabía contestarle a la periodista “uy uy no sé no sé…” como si fuese gilipollas el pobre, referente a los turbios asuntos que últimamente colapsan los noticiarios con el tema SGAE. Que conste que cuando uso términos como “gilipollas” es porque me han herido el alma, él lo ha hecho, yo fui a verle muchas veces en concierto, cuando los tiempos eran mucho más oscuros que los de ahora, que ya es decir, y como bien dices, sus canciones nos hacían respirar ciertos aires de Libertad. Pero parece ser que el tiempo y el dinero corrompen a la persona, y como dije en un comentario en Twitter. “Joder! como es la izquierda cuando ve dinero!”. Es una verdadera lástima que tenga que ser así, pero tanto en el post como en vuestros comentarios ha quedado clara una cosa con la que estoy de acuerdo al 100%, lo que perdura es la obra. Una de las canciones más bonitas que haya oído y no de las más comprometidas, por supuesto, es esta:

    @Llantias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s