Los tiempos cambian, los veranos no tanto

Si es cierto que los tiempos cambian, también es cierto que algunas cosas no lo hacen tanto. Por ejemplo, los veranos. La necesidad de cambiar de aires, de viajar, de salir de la ciudad, del trabajo, incluso un poco de la propia vida. Eso no ha cambiado demasiado. Sentimos lo mismo que, por ejemplo, hace casi 50 años, en 1964. Y si no os lo creéis, echarle una ojeada a estás páginas de un tebeo de aquel verano, el del 64 del pasado siglo. Y ya me contaréis.

Categorías:Erase una vez, Luego vas y lo cascas, Sueños de papelEtiquetas: , , , ,

1 comentario

  1. he visto, incluso guardo, alguna de esas viñetas. Me resulta curioso ese humor tan simplón y esos personajes tan planos. Me doy cuenta al verlo de lo mucho que hemos cambiado nuestra forma de ser, aunque, como dices, haya cosas que sigan casi igual…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s