A por el mar

A por el mar. Que te vea, que te siga. Que pasee contigo, que te lleve al silencio ondulado de su azul presencia.

A por el mar. Que te susurre, te acaricie, te abrace, te envuelva. Que te abrace entero, que te calme. Que te cuente historias de viajes, de encuentros, de botellas con besos, de tormentas que acaban, de vientos que llevan. De piratas de cuento, de combates a espada, de salvadas princesas y derrotados villanos.

A por el mar. Que te llene, te lleve, te colme. Que te haga pequeño en su horizonte, que te haga grande en miles de huellas en la arena. Que te lleves su presencia entre los dedos cuando llega el agua mientras le observas.

A por el mar. Que te entregue, te bese, te sonría. Que te regale horizontes y caminos. Que te perfile, te desee, te extienda. Que te diga al oído que tú puedes con todo, que te ponga sonrisas para todo el invierno. Que nunca diga adiós, sino hasta siempre.

A por el mar.

Categorías:Por aquí dentroEtiquetas: ,

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s