Los artículos de eldiario.es nos llevarán a la ruina

Vaya por delante que no creo que sea verdad el título del post. Pero puestos a jugar a las exageraciones, ¿porqué no empezar con una?

Lo mismo no tienes ni idea de lo que estoy hablando…. mecachis, siempre me pierdo. A ver. Hace unos días, la empresa Campofrío lanzó un vídeo que llamaron “el currículum de todos”. En él, Fofito, un payaso (en la mejor acepción de la palabra) desgranaba una lista más o menos rigurosa, con bastante ironía y hasta humor gris oscuro, de motivos  por los que sentirse orgulloso de tener la nacionalidad española. Tuvo un éxito inmediato en las redes, y fue muy comentado y en general apreciado por la mayoría. Añadir que cada mención del hashtag #elcurriculumdetodos en Twitter provocaba que la empresa hiciera una donación de 1 € a Cruz Roja. Todo mu potito.

Acabo de escribir “apreciado por la mayoría” ¿verdad? Menos mal que no he puesto “por todos”, porque hubiera faltado a la verdad. Hubo mucha gente a la que el susodicho vídeo no le hizo ninguna gracia. Nada raro, por otra parte. A pesar de todos los esfuerzos de tanta gente para que todos pensemos de la misma manera, a veces pasa que no es así. He de decir que a mi, que no soy precisamente del grupo “orgullosos de ser español”, el vídeo me gustó, sobre todo porque me logró sacar mitad de cuarto de sonrisas. Y oiga, según están los tiempos, es de agradecer.

Pero al amigo Iñigo Sáenz de Ugarte, periodista y ahora mismo subdirector de eldiario.es (sí, ya se que vas atando cabos), no sólo no le gustó, sino que además piensa que el anuncio es tan maligno y malintencionado como para titular un artículo: “La España de Campofrío nos hundirá en la miseria“. Si el anuncio me provocó sonrisas, el texto sacó de mi unas cuantas sonoras carcajadas. Pocas veces he visto cogérsela con alfileres a alguien de manera tan descarada. Agradecido por ese inesperado regalo a mi buen humor, y teniendo en cuenta que además el tema me daba para un post, he decidido contestar a este chico, a ver si le devuelvo algo de lo que tan amablemente he recibido de su pluma, notebook, tablet o Aifón vaya usted a saber que número.

Buenísimo, Iñigo (oye, ¿este nombre no tiene diminutivo? ¿algo así como Nacho, Ñigo, Ñiki? Es que me parece tan, tan, tan como del Cid y esas cosas…) Volvamos a lo nuestro. Buenísimo, decía, lo del psicólogo alemán. Ya sabemos todos que nombrar a un alemán con título en un texto le da prestancia, cuerpo, autoridad. Lo de menos es si tiene que ver con lo que se escribe. Se enlaza como por la tangente, y listo. ¿Te diste cuenta de que en el vídeo no aparecía por ningún lado “Gobierno de España”, “Ministerio de Turismo”, “Partido Popular” o similares? Échale otro vistazo, anda… ¿lo ves? Nada de nada. Es PUBLICIDAD de una EMPRESA PRIVADA, cuyo principal objetivo es VENDER SU PRODUCTO. De ahí que la carcajada al leer tu frase: “Es una respuesta muy habitual en la propaganda de regímenes autoritarios. Cuando ocurre en una democracia, hay motivos para preocuparse aún más” provocara que la vecina de arriba me pidiese que le contase el chiste que tan buen humor provocaba.

Leyendo el resto del artículo, aparte de las carcajadas, me asaltaban las dudas. No se muy bien si es que alguna vez compraste algunas lonchas de la marca en mal estado, o que te las estabas comiendo en el momento del visionado y te produjeron una falta transitoria de apreciación de la ironía (Iñigo… ¿de verdad tú has visto el vídeo?). También puede pasar que no te guste el humor fuera de que Wyoming ponga a parir a Rajoy en el Intermedio, que eso es cool, y no hacerlo enviando fiambre a la Merkel. ¿El Circo te da dolor de cabeza? ¿Llorabas al ver los Payasos de la Tele? De verdad, lo entiendo, no pasa nada. Esos traumas existen. Todos tenemos alguno.

En fin, tan sólo agradecerte de nuevo las risas pasadas leyendo el texto que escribiste. Gracias por recordarme que darse cuenta de que las cosas están mal no está reñido con sonreir de vez en cuando. Gracias por reafirmarme que una de las cosas que ayudarán a sacarnos de esta serán, precisamente, las sonrisas. Gracias por tomar por idiotas sin criterio ninguno a todos aquellos a los que el anuncio de Campofrío simplemente (apunta la palabra, Iñigo, “simplemente”), nos produjo una sonrisa, y no salimos a la calle pensando que la crisis había pasado y que a partir de ese momento volvíamos a ser un gran país, si es que alguna vez lo hemos sido. Y gracias por no criticar que en el vídeo se añadiese a la lista los periodistas de este país. No hubiera sabido si era sarcasmo, ironía o pura envidia.

 

 

Categorías:Desde esta parte del PatioEtiquetas: , , , , , ,

14 Comments

  1. JuanFran

    Totalmente de acuerdo con el articulo del blog, Adolfo. No cuesta nada ser optimista y procurar ver la vida con una sonrisa, y ante todo dar las gracias por esos pequeños gestos, que si que harán que salgamos de esta.

    Me gusta

  2. Estoy de acuerdo Adolfo. Qué mania de ver fantasmas (y conspiraciones) donde no los hay ¡¡Es publicidad!!

    Las instruciones para este spot son muy sencillas: Se ve el vídeo, te ries si te hace gracia, cuando termina el vídeo si quieres compras Campofrío, si no, sigues con tu vida.

    J.

    Me gusta

  3. Gracias, Rocio, por tu comentario. 🙂 Teniendo en cuenta que el autor no deja títeres con cabeza… simplemente es ponerse a su nivel. Y la verdad es que no me hubiera importado tener que irme a otro país a trabajar. Cosa que estuvo muy cerca al quedarme sin trabajo. Por otro lado, tampoco en el anuncio se dice que les parezca bien. Se ironiza sobre ello, y creo que está bastante claro que lo critican

    Me gusta

  4. Yo antes estaba muy orgulloso de ser español o catalán, o catalán español, o medio charnego, o… y luego me fui al extranjero… el vídeo me hizo gracia, como a ti, pero no creo que represente al pais, ni si quiera a un 5%.

    Aprovecho para desearte felices fiestas

    Me gusta

  5. Supongo que es posible no estar de acuerdo con ninguno, ni con el anuncio ni con el artículo. El primero a mi me parece, simplemente, rancio, pero es que los humoristas españoles me parecen, en su mayoría, eso. El segundo porque busca el titular y las frases contundentes aunque eso le hagan exagerar el cuerpo del mensaje.

    Yo no me siento representado por el anuncio, pero es que hay días que tampoco me siento español. Tendré que hablar con algún psicólogo alemán 😉

    Me gusta

  6. k.-

    Creo que no has entendido ni el artículo ni el anuncio. Lo que es relevante no es el anuncio en sí, sino la reacción del público. Un anuncio que nos muestra el rebaño de corderos que somos los ciudadanos de este pais, que nos dejamos sacrificar y conducir como quieran; en el que nos muestran nuestras miserias y vergüenzas como pais, y en vez de revolvernos contra nuestros dirigentes, depurar responsabilidades y poner remedio, lo aceptamos con una sonrisa tontorrona de payaso.
    Y, como país, lo retuiteamos, lo hacemos viral, lo comentamos y lo justificamos.

    El departamento de marketing de Campofrío habrá hecho su trabajo si vende más embutidos que el año pasado. Punto. Pero su anuncio es una triste constatación del pais de corderos que somos, gobernados, como no puede ser de otra forma, por una manada de lobos.

    Me gusta

  7. K… ¿de verdad piensas que por el hecho de que el anuncio me produzca una sonrisa me dejo “sacrificar y conducir”? Bastante mal piensas de mí, entonces. Aparte de dos consideraciones, que he nombrado en el post: que no creo que el anuncio muestre miserias, sino que las nombra de manera irónica y dos, que no me parece de recibo revolvernos contra nuestros dirigentes por un anuncio que no es institucional. Y si la gente lo retuitea, lo comenta o sonrie con él, no saquemos las cosas de quicio y pensemos que son (somos) borregos o payasos, sino que es como hacerlo con una foto graciosa, por ejemplo.

    Gracias por tu comentario 🙂

    Me gusta

  8. k.-

    Yo no hablo de tu reacción, sino de la reacción general. Nos cuenta que nuestros jóvenes se tienen que ir del pais, que nuestros mayores tienen que sostener con su misera pensión a toda la familia, y otra serie de miserias que, como somos españoles, lo aguantamos con una sonrisa en la boca. A fin de cuentas nuestros dictadores mueren en la cama de viejos y llorados, los reyes que nos venden son aclamados y restituidos, y nuestros políticos pueden cometer cualquier fraude o inmoralidad porque no serán obligados a dimitir, no serán condenados y serán de nuevo votados. UN pais de corderos.

    Ése es nuestro país. Y ese anuncio es un triste recordatorio de lo que somos. Ese anuncio sería imposible en Francia, en los USA o en cualquier pais con ciudadanos en vez de súbditos. Y es muy, muy triste.

    Me gusta

  9. Estimado K: No se porque la reacción de los demás tiene que ser distinta que la mía en cuanto a distinguir entre un anuncio y algo más importante como la reacción ante los recortes en sanidad, por ejemplo. En cuanto a lo de que nos lo cuenta, vuelvo a decirte que no creo que en ningún momento lo de los viejos o los jóvenes emigrantes lo cuente como un “logro”, sino de una manera claramente irónica. Algo así como “luchemos, suframos, pero no dejemos de sonreir” ¿tú no te tomas una cerveza con amigos y te ries con ellos a pesar de lo que está cayendo?” Imagino que si.

    En cuanto a lo de país de corderos, me parece que más bien somos un país de trincheras, en el que calificamos rápidamente al que no está en la nuestra de los mayores males.

    Y lo de que este anuncio no sería posible en Francia o USA… de verdad, ya te digo yo que si. Y con peores o mejores mensajes.

    Yo no me siento nada “español”, te lo aseguro. Pero creo que necesitamos dejar de gritar tanto y pensar y empujar un poco más. Pero sonriendo, por favor.

    Me gusta

  10. El anuncio de Campofrío es simplemente, y mirándolo desde una óptica meramente profesional, buenísimo. Aún así, cada cual es muy libre de pensar y expresar lo que quiera al respecto. No le veo la intencionalinalidad que le aparentemente le adjudica el artículo de eldiario.es, aunque es otra forma de verlo. Lo interesante, en mi opinión, es que haya reacciones de este tipo.

    Me gusta

  11. Pues a mi el anuncio de Campofrío no me gustó, primero leí las reacciones en twitter y fue después con lo ví en youtube, y estoy con Zanzuaga en que desde una óptica profesional es perfecto para estas fechas navideñas y seguro que a la marca le ha reportado los beneficios deseados.
    A mi me dejó fría, no me sorprendió pues es continuísta de la campaña del año pasado, cada mensaje en positivo es una muestra de la incompetencia de este país para gestionar el talento de las personas, se enfatiza en esa parte de España con la que no me identifico, por no hablar de la marca… en fin, lo mejor, la musica de fondo “Suspiros de España” 😉
    Feliz año nuevo a tod@s, un abrazo Adolfo!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s