Javier, el Alteratiempo

Se dice que hay personas por las que no pasa el tiempo. También se suele escuchar de algunas que tan sólo pasan el tiempo. Pero de Javier lo mejor que podemos decir en cuanto a su relación con el tiempo, es que lo altera. No sabemos muy bien los mecanismos que utiliza, amén de que lo mismo ni es consciente de ello, pero con él ocurre que si le acabas de conocer te parece que ya le conocías de algún lado, que si coincides dos o tres veces con él parece que le conoces desde hace años, y que, si tienes la suerte como yo, de conocerle de hace tiempo, te parece que es de los amigos de la infancia, de la vieja guardia que compartía contigo patio, balón de reglamento, rodillas sucias y más tarde los primeros bares, conversaciones sobre la morena del final de la barra y viajes de descubrimientos que ríete tú de los anuncios veraniegos de Estrella Damm.

 

Por otra parte, al tiempo que pasas con él le pasa lo mismo que a la ropa en los armarios: encoge. Siempre te parece poco. Y al igual que con los metros que tienes que coger cuando tienes prisa, el tiempo que pasas sin verle siempre te parece demasiado. Y es que Javier, Hernández de los Hernández de toda la vida, (@javier_hdez en Twitter) es un Alteratiempo. Uno de esos tipos que va por la vida con la sonrisa puesta y el abrazo (de oso, que tiene buenos brazos) dispuesto. De birra fácil y corazón extenso. De charla sin tiempo y de cierto tono pícaro, de travesura. De risa grande, de vikingo, de vasco de los madriles.

En cuanto a su tiempo, le encanta gastarlo viajando. Puede que para luego tener un saco de aventuras que contarte, puede para que otras nacionalidades disfruten de sus habilidades como Alteratiempo. No estoy muy seguro. El caso es que no es complicado salir de la duda, porque Javier tiene un blog, de nombre Hanway y de dirección Hanway.es, en el que plasma su afición por lo viajes y las sensaciones que le provocan los destinos a los que acude. De prosa fácil y entretenida, más que escribir, te comenta entre trago y trago de un buen vino sus andanzas por el mundo, y como resultado de su magia alteratiempo, siempre te parece corto lo que lees. Así que os invito a visitarle, quedando como aviso que luego no vengáis con que se os pasado el tiempo volando mientras visitabais Hanway. Por cierto, no os perdáis la explicación del nombre del blog. Muy suyo, muy de Javier, muy de un auténtico Alteratiempo.

 

Categorías:Desde esta parte del Patio, Gente 66Etiquetas: , , , , , ,

4 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s