Epidemias

SONY DSC
Cuando todo parece una basura

Epidemias. Esas que importan una mierda. Como la auxiliar de enfermería, como la ministra, como los fallecidos, como el presidente del gobierno, como el perro, como el riesgo, como las consecuencias, como los fallos. Todo importa una mierda, dependiendo de estar del lado del que tengas que estar para que te importe una mierda. Se vuelve a criticar no por que se razone la critica, si no porque es lo que toca. Los que critican a la enfermera, lo hacen porque no criticarían jamás al gobierno. Los que critican al gobierno porque siempre van a criticarle, pase lo que pase. Y se sueltan las burradas que hagan falta sobre un tema que no importaba esa misma mierda a nadie cuando sólo morían miles a miles de kilómetros de distancia. Cuando hacíamos mucho menos caso a las llamadas de auxilio de ONGs sobre lo que ocurría en África del que hacemos ahora a los mensajes supuestamente creativos y supuestamente graciosos que llegan a nuestros móviles cada pocos minutos. No compartimos en ningún grupo de Whatsup ninguna de aquellas llamadas a la acción.

Y se sabe de protocolos médicos, de enfermedades infecciosas y de control de enfermedades lo que haga falta. Y se pone la mano en el fuego virtual también por quien haga falta, será por manos, será por fuegos, que debe ser que siempre hay tiempo para quitarla, El caso es ponerte bien abrigado en la trinchera de quienes crees los tuyos y arrojar munición a los de enfrente. Si tienes razón, mejor, y si no la tienes, ya habrá momento o persona para echarle la culpa. Y mientras tanto, pasamos el tiempo con cientos, o miles, de mensajes descojonándonos de lo que pasa, no vayamos a perder el sentido del humor, que el común ya anda por los Cerros de Úbeda. Por que no importa la razón, importa el lado de quien te creas que estás. Y de esa manera debes de leer cualquier información, para ver de donde viene la bala y a quien quiere acertar. Lo principal no es informar, es convencer. Y de que se nos quite el miedo a que ocurra algo que nos pille cerca. Para olvidar y que se sigan muriendo lejos. En esos sitios que se olvidan mejor.

Yo no sé si este país tiene un peligro real de una epidemia de ébola. Creo (y espero) que no es así. De lo que estoy seguro es de que tiene un grave problema con su epidemia extendida de estupidez y de miseria humana.

Categorías:Desde esta parte del PatioEtiquetas: , ,

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s