De volver y de historias que son de cine pero no lo son

Volver a este blog. Volver a los principios, a compartir cosas. Volver a contaros sueños, recuerdos, deseos…

Tengo demasiado abandonado el blog. Y se van acumulando telarañas digitales sobre él. Este espacio nació con la única y sencilla razón de compartir con los lectores lo que me gustaba. Y, una de dos, o me ha dejado de gustar todo, o el maldito tiempo que gasto en el resto de las cosas hace que este blog no tenga mi atención. Y luego el hecho de que Facebook, o Twitter, o Instagram, o etcétera, permite ya compartir muchas cosas y este espacio se haya quedado sobre todo para escritos que nunca termino por escribir. Pero le tengo demasiado cariño como para dejarle, así que he tomado la determinación de atenderle un poco más, de no pensar tanto en el post perfecto, en la fotografía perfecta, en la lista perfecta de lo que sea. Antes no me importaba que ponía. Podía ser una foto, un vídeo, una chorrada, una opinión, cualquier cosa valía. Pues tiene que volver a ser así. Siempre fue un blog personal, y es lo que tiene que volver a ser.

Historia contra Hollywood...
Historia contra Hollywood…

Así que menos historia y charla, y más al lío. Trasteando el otro día por la red para documentarme sobre un artículo en loffit fui a dar con una de esas páginas que hacen de Internet algo tan maravilloso. No sé vosotros, pero Ojazos y yo somos de los que cuando estamos viendo una película o una serie, tenemos la tableta o el móvil a mano porque siempre terminamos consultando algo: si la casa que sale es de verdad y donde está, si el actor tal o cual ya le hemos visto en otra y no nos acordamos, si la historia y los personajes ocurrieron de verdad, cual es el modelo de coche que lleva el protagonista, cual es aquella otra película que trata sobre el mismo tema… En fin, un montón de cosas. En principio, claro, no suele pasar más con aquellas películas “based on a true story”, que dicen los yanquis.

Pues bien, también son los yanquis los que se han montado una página que se llama history vs. hollywood, en la que enfrentan todas aquellas historias de las películas con su versión real. Por ejemplo, la historia que nos cuenta el cine de Alan Turing en The Imitation Game con los datos históricos que tenemos de él, o la aún no estrenada El Francotirador, de Clint Eastwood, o yéndonos más atrás, las historias reales que hay detrás de Casino o Uno de los nuestros, de Scorsese. Y no sólo películas, también series, como Boardwalk Empire. Un auténtico lujo.

Tiene un buscador para encontrar fácilmente aquella película de la que quieres datos, pero lo más divertido es navegar a través de sus divisiones por géneros (Terror, Gangsters, Deporte, Guerra, Drama, Crimen…) y descubrir esas pequeñas (y grandes mentiras) que Hollywwod nos ha colado en las películas. Tiena una sola pega: está en inglés, pero para eso tenemos el traductor de Google y aquellos cursos de la EGB (sí, que pasa, soy mayor) y las influencias del My name is Francis Matthews. De verdad que si os gusta el cine y la historia, la página es una gozada. No la olvidéis: http://www.historyvshollywood.com/

Categorías:Cosechadel66, Pásate por aquiEtiquetas: , , ,

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s