9 Cenas que me voy a preparar para ver Stranger Things

Ya está aquí la Segunda Temporada de Stranger Things, una de esas series que van camino de colocarse el apelativo de legendarias. Una de las razones de su éxito, además de la estructura y ritmo de sus guiones, es su acertada mezcla de conceptos, recuerdos e influencias ochenteras, desde Los Goonies hasta Poltergeist, pasando por E.T. el Extraterrestre. Puro espíritu Spielberg, ahora que ya no lo prodiga él mismo demasiado.

Claro que todas esas referencias de los años 80 a quien nos llegan más es a todos los que rondamos ya ciertas edades que dan fe de nuestra juventud/adolescencia vivida en aquellos años, razón de más para calificarlos de entre los mejores de nuestra vida, aunque sólo fuera por la edad y las ganas de comernos el mundo.

Y hablando de comer, todo esto de hablar de aquellos años me ha traído a la cabeza sabores de antaño que hace tiempo que no pruebo, comidas que mi madre preparaba y que los normales cambios de familia y hábitos han terminado por alejar, o simplemente alimentos que ya no tienen más que el gusto de recordarlos, porque no eran precisamente sanos y eso que hablábamos antes de los años hace que te plantees cuidarte un poco más. O simplemente que ya han dejado de gustarte.

Así que he decidido, en honor a los 80 y con la excusa de los 9 capítulos de la segunda temporada de Stranger Things, de prepararme la misma cantidad de platos para acompañar el visionado de cada uno de ellos.

 

1.- Macarrones con Tomate y Chorizo

macarrones

Uno ahora ya no es mucho de pasta, pero se reconoce con facilidad en fotos y vídeos pasados desde el Super-8 en los que devoraba platos de macarrones con tomate. Y es que  pocos platos pueden llevar con más razón la etiqueta de “los de toda la vida”. Recuerdo que mi madre se curraba la salsa de tomate y los macarrones los sacaba de aquel tarro de cristal grande que yo ayudaba a rellenar después de cada visita al super. En la receta que he elegido, de la excelente y divertidísima página de El Comidista, también lo tienen bastante claro.

 

2.- Pescadillas de enroscar

pescadillaenroscarrebozada

No es que tengan demasiada ciencia culinaria detrás, pero a mí aquello de que mi madre friera unos peces que se mordían la cola me parecía en parte algo metafísico, en parte algo cruel e incluso algo como muy de pueblo antiguo. Pero en todo caso, un manjar que me llenaba en todos los sentidos. Pocas veces te puedes llevar a la boca la plasmación gráfica de un refrán. La receta, de Todos a comer. Si no recuerdo mal, clavada a la de mi señora madre.

 

3.- Bocadillo de Patatas Fritas de Bolsa

crisp-sandwiches

Ahora resulta que aquella delicia que tomábamos en el recreo consistente en meter el contenido de una bolsa de patatas en una barra de pan con el resultado de vaya usted a saber que bomba calórica y un delicioso y grasiento sabor a churro se ha convertido en una de esas novedades que se ponen de moda allá por el Reino Unido, donde -cómo no- les han puesto un nombre chulo, Crisp Sandwich, y hasta le han abierto una cafetería dedicada a combinarlo con diferentes ingredientes y salsas…. Pa haberlo sabido, leñe. En Robin Food nos la proponen con… Mermelada!

 

4.- Pollo en Pepitoria

Pollo-en-pepitoria-525x360

Jate Tú que Pollo en salsa sigo tomando bastante a menudo, pero en Pepitoria, lo que se dice en pepitoria, hace rato que no. Un rato de años, un ratón. Un plato de esos de toma pan y moja, también de los de toda la vida, con ese pollo tierno y esos trozos de huevo cido aquí y allá… La receta más parecida que he encontrado, en De rechupete. Y lo está.

 

5.- Bizcocho casero

Bizcocho-de-yogur-y-limón4

Has sido de las pocas comidas en la vida de las que me aprendí la receta de memoria, con cantidades y todo, aunque ya la haya olvidado. De hecho me convertí en el hacedor oficial, el bizcochero de la familia durante un tiempo. Y os aseguro que era con razón. Así que hay que volver al buen camino. En Cocina sin Carné he encontrado uno al que mi amiga Mayte añade también nueces y algo de caramelo… Ainsss

 

6.- Carne asada

roastbeefpicture-xlarge

De la estancia en tierras londinenses, allá por la década de los 60, justo antes de nacer un servidor, mi familia guardó, gastronómicamente hablando, pocas cosas, por no decir casi ninguna, excepción hecha del Té y de la Carne Asada, que mi madre preparaba de manera especialmente sabrosa. Cuando la pida la receta, la confrontaré con ésta que tan buena pinta tiene de Me gusta Cocinar… y terminaré guardando las dos, seguro.

 

7.- Filloas asturianas (Frixuelos)

frixuelos-asturianos-caseros-crepes-filloas-02

Yo siempre las llamé filloas, y no creo que me inventara el nombre, teniendo en cuenta la edad que tenía cuando mi tía asturiana me preparaba esta delicia en Llanelo, una aldea perdida perteneciente al Concejo de Ibias, casi en la frontera con León. Pero siendo asturianas, parece ser que deben llamarse Frixuelos. En aquel momento me parecía una antigualla, pero ahora sé que tuve la suerte de ver -y oler- como las cocinaba en una de aquellas cocinas de carbón. Ningún crep, tortita o similar me ha vuelto a saber igual, así que voy a intentarlo con esta receta de Las Comidinas de la Abuela, que tiene una pinta estupenda. Ya os contaré.

 

8.- Cuerno de chocolate

cuernos chocolate

En realidad, los cuernos de chocolate a los que me refiero son aquellos con cobertura de chocolate y rayitas blancas, que se iba soltando en escamas que recogía con la mano y constituían todo un manjar en sí mismo, que luego comenzaron a venderse envueltos en plástico y que ya no sabían exactamente igual, al menos para mi gusto. Pero la verdad es que no he sido capaz de encontrar nada parecido. Claro que con alternativas de tan buena pinta como esta de Dulcemente Nadia, las penas son menores.

 

9.- Bacalao al Ajoarriero

bacalao ajoarriero

Claro que en casa no voy a ser el único que se va a sentar cómodamente a ver Stranger Things, así que no era justo que yo eligiera todos los platos, aunque haya contado con su complicidad -y ganas- al seleccionarlos. Y la elección de Ojazos ha sido el Bacalao al Ajoarriero, que le trae recuerdos de la cocina de su madre. La receta la hemos encontrado en Directo al Paladar, donde además la hacen un poquito menos pesada de elaborar que la tradicional.

Nos vemos al final de la temporada de Stranger Things, y visto lo visto, puede que con algunos gramillos de más. 🙂

anuncio amazon 1080 recetas

 

 

Categorías:Cine en Sala 66, Con las Teclas en la Masa, Recetas, Series TV, Sin categoríaEtiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s