El Tesla Roadster no es el único superdeportivo eléctrico con el que voy a soñar.

Tesla bien se podría llamar Apple Motor. Basta que se mueva en una dirección para que el mundo del automóvil eléctrico parezca hipnóticamente orientado hacía ella. La última prueba de ello es la presentación del Tesla Roadster, un superdeportivo al que su creador, sin ni siquiera pestañear, ya ha definido como el coche más rápido del mundo, titular que se han apresurado a repetir como fotocopias en no pocos medios, a pesar de que no hay pruebas de que vaya a ser así, de que esa velocidad plantea no pocos problemas no precisamente de fácil solución y, sobre todo, que ya hay coches que superan esa marca, como el Hennessey Venom F5, que va por los 435,31 km/h o el Koenigsegg Agera RS, que ha dejado la marca oficialmente en 447,2 km/h, ni más ni menos.

A pesar del farol, es indiscutible que el Roadster es un coche en el que imaginaré estar al volante, como tantos otros amantes de los coches. Pero no será el único superdeportivo eléctrico con el que llenaré mis sueños. Hay alguno más.

 

Tesla Roadster

Tesla Roadster 000

Por supuesto, el Roadster será un coche de los que envidiar -siempre de manera sana-, a poco que se acerque a los números que Tesla ha avanzado: de 0 a 100 por debajo de los 2 segundos, 400 km/h de velocidad máxima y 1.000 km de autonomía. Ya tenemos el Iphone X de los coches eléctricos.

 

Lamborghini Terzo Millenio

Lamborghini Terzo Millenio-002

Cuando una marca como Lamborghini se mete a diseñar un superdeportivo eléctrico, es todo un aviso para el resto, incluído, por supuesto, Tesla. El Terzo Millenio, por añadidura, está diseñado contando con la experiencia y sabiduría contrastada del MIT. Ahí es nada.

 

Dubuc  Tomahawk

Dubuc Tomahawk 000

El Tomahawk tiene nombre y origen inequívocamente norteamericano. Efectivamente, es canadiense, que también existen, y no sólo en los chistes de Como conocí a vuestra madre o en los créditos de todas las series que allí se filman. Financiado mediante crowfunding, promete 600 km de autonomía, una aceleración vertiginosa y… en fin, más o menos lo de siempre. Pero lo de ser canadiense le da un punto…

 

Aston Martin RapidE

Aston Martin RapidE

Otra marca de indudable espíritu deportivo que se suma a la carrera por conquistar un segmento que dará que hablar en la próxima década. El Aston Martin RapidE estará basado en el Rapide AMR y prometen desde la marca británica que no perderá ni un ápice de la personalidad que les caracteriza.

 

Bentley EXP 12 Speed 6e

Bentley-000

Cuando nos paramos delante de un Bentley, es indudable que no sólo nos importa la velocidad. El Bentley EXP 12 Speed 6e, además de un nombre que parece una crema antiedad, es la propuesta de un deportivo eléctrico de parte de quien sabe que no sólo es importante el cuánto, sino el cómo.

 

Elextra

Elextra 000

El Elextra promete combinar cifras tan vertiginosas como las del Tesla S con capacidad para cuatro personas y con un diseño que recuerda a los deportivos italianos de los años 80. Una mezcla de sabor europeo, con diseñador suizo, empresario danés y fabricación alemana. Supera eso.

 

Porsche Mission E

Porsche Mission E-000

Aunque es verdad que sobre el papel (¿O deberíamos decir ya “sobre la pantalla”?) sus números son menos efectistas que los del Tesla Roadster, a ver quién es el guapo que se atreve a decir que Porsche no sabe lo que se hace. De momento, el Mission E es bonito hasta decir basta, y basta mirarlo para comprobar su ADN Porsche.

 

Aspark Owl

Aspark Owl-000

El Aspark Owl es un proyecto japonés presentado en el Salón de Frankfurt con menos nombre que otros, pero con promesas tan excitantes o más, como la carrocería íntegramente compuesta de fibra de carbono o los 2 segundos escasos para alcanzar los 100 km/h. Y que ya sabemos cómo se las gastan los japoneses, vaya.

 

Rimac Concept One

Rimac Concept One-000

El Concept One podría pasar perfectamente por un Tesla, sino fuera porque no lo es. aunque comparta con la popular compañía norteamericana un buen puñado de conceptos y una similitud en cuanto a diseño. 1.088 Cv de fabricación croata y tan exclusivo como para que tan sólo vayan a existir 8 unidades. Y existe, no como otros…

 

Dendrobium

Dendrobium-000

Detrás del Dendrobium está una prácticamente desconocida empresa de Singapur llamada Vanda Electrics y los mucho más populares chicos de Williams, los de la Fórmula 1. A comienzos de año acaparaba la misma atención mediática que hoy ocupa el Tesla. Ya veremos quien gana…

 

Nio Ep9

Nio EP9-000

Por si vale de algo (que vale de mucho), la tarjeta de presentación del Nio EP9 es haberse cargado en su momento el récord del Nürburgring Nordschleife, el Infierno Verde, cuestión para lo que se necesita bastante más que aparentar en una conferencia de prensa. Toma nota, Tesla.

Categorías:A 66 Kilómetros por Palabra, Coches, Sin categoríaEtiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s