Podría vivir en esta casa al borde de todo. Bonita es poco

No existe, pero basta ver las fotos para imaginarse en ella, siempre al horizonte, al mar, al viento. Siempre al borde, al borde del mar, del precipicio, del atardecer. Sentarse y contemplar junto a Ojazos un anochecer. La casa que no existe pero de la que te enamoras nada más verla es un proyecto de un Estudio de Arquitectura Griego (creo) llamado OPA, que la sitúa virtualmente en la Isla de Rodas, mirando al mar Egeo, todo muy mitológico, oiga.

Me la encontrado paseando por una web que se llama If It’s Hip It’s Here, algo así como “Si es moderno, está aquí”, con lo que no parece que se dediquen a las antigüedades.

Tan simple como espectacular, la Casa Brutale, que así la han bautizado, es toda una declaración de intenciones. O sea, que declaro mi intención de soñar con ella. Desde ya.

Categorías:ArquitecturaEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s