Las 30 mejores fotografías portadas de vinilos de la historia.

No siempre el futuro avanza para mejor, aunque tampoco me parece del todo cierto aquello de “cualquier tiempo pasado fue…”. En el caso de los soportes musicales, que es de lo que voy a tratar en este artículo, me parece clarísimo que la aparición del mp3, internet y herramientas como Spotify o Youtube han llevado la música a otro escalón accesible para cualquiera con unas dimensiones y posibilidades que nunca habían tenido.

Pero todo lo que nuestros oídos han mejorado en disfrute, lo han perdido nuestros ojos, porque no se puede discutir que el soporte físico que suponía para una imagen la cubierta de un LP de vinilo ya nunca se podrá igualar, con ese tamaño de miniposter y esas auténticas obras de arte que sus responsables encargaban para engancharnos.

Portadas legendarias para discos legendarios de los Beatles, Queen, los Rolling, U2… Portadas que ya nadie piensa porque Spotify ya no requiere una fotografía que nos llame la atención, si no un viral que lo impulse.

Claro que lo que internet nos quita en cierto modo internet nos lo da, y siempre podemos encontrar un artículo de la revista American Photo de 2008 en la que el especialista Jack Crager repasa las portadas más icónicas de la historia de los LPs de vinilo desde el punto de vista fotográfico y que yo os relato a continuación. A disfrutar.

Por cierto, los enlaces de las fotografías y los textos llevan a la página de Amazon donde se puede adquirir los vinilos correspondientes, por si os entra el gusanillo.

 

Whipped Cream & Other Delights, de Herb Alpert & the Tijuana Brass (1965)

Herb Albert and the Tijuana brass

La modelo Dolores Erickson posa “vestida” de crema de afeitar para el fotógrafo Jerry Whorf para la portada del cuarto disco de la banda, su trabajo más popular, imagino que en buena parte debido a la imagen de Dolores, que incluso era nombrada en los conciertos para indicar al público que lamentablemente no podían tocar para ellos el tema de la portada.

 

Aladdin Sane, de David Bowie (1973)

David Bowie aladdin Sane

Convertido ya en una estrella pop mundial mediante Ziggy Stardust, para muchos lo mejor de su sexto y siguiente disco sería su portada, con su imagen maquillado por Duffy Design y fotografiado por Sukita para lograr una de las imágenes más reconocidas de su carrera y, por tanto, de la historia de la música.

 

Abbey Road, de The Beatles (1969)

Abbey Road

Pocas cosas quedan por escribir ya sobre esta portada, de las más reconocibles de la lista, y también seguro entre las más “homenajeadas” de todas las maneras posibles. El fotógrafo, Iain McMillan.

 

Trout Mask Replica, de Captain Beefheart and his Magic Band (1969)

cptain beefheart

Dice la Wikipedia que el creador de los Simpsons, Matt Groening, tiene este disco de rock experimental producido por Frank Zappa como el mejor de todos los tiempos. De momento, su portada ya nos informa de su exclusividad. La foto, de Cal Schenkel; el nombre del modelo, desconocido. Estoy pez sobre ello.

 

London Calling, de The Clash (1979)

london calling

A la vez un homenaje a Elvis Presley y su primer disco en el tratamiento tipográfico, y a la vez un canto a la épica destructiva con la foto de Paul Simonon destrozando su bajo contra el escenario fotografiado por Pennie Smith, quien no estaba demasiado convencido de usar la imagen para la portada debido a su exceso de grano. Se equivocaba, claro.

 

Homogenic, de Björk (1997)

Homogenic

Es curioso que el tercer álbum de estudio de la cantante islandesa llevara en su portada una imagen tan conceptualmente oriental como la diseñada por el fotógrafo Nick Knight y el diseñador Paul White apoyados en la manipulación digital, siendo como es un disco que pretende ilustrar musicalmente la tierra natal de la cantante. Pero oye, sus razones tendría, y desde luego, llama la atención.

 

This Year’s Model, de Elvis Costello (1978)

elvis costello

El fotógrafo Chris Gabrin simplemente pidió a Costello que se colocara como un reflejo suyo y que imitara sus gestos más exagerados. Et voilá. Lo sencillo siempre está más cerca de lo genial de lo que creemos.

 

Strange Days, de The Doors (1967)

strange days

Para la portada del segundo LP de la banda, el fotógrafo Joel Brodsky tuvo que echar mano de su propio ayudante como malabarista e incluso de un taxista que pasaba por allí para simular que era trompetista. El fallo, que era complicado saber el nombre del disco (Situado en el muro de la calle como un cartel sobre otro cartel), con lo que en muchas tiendas se tuvieron que colocar unas pegatinas sobre ellos. Diseño adelantado a su tiempo.

 

Bringing It All Back Home, de Bob Dylan (1965)

bob dylan

Para la portada de su quinto álbum de estudio, Dylan se deja fotografiar por Daniel Kramer junto con la mujer de su manager,  Sally Grossman, en una habitación repleta de referencias culturales en forma de revistas, libros y discos. ¿Pasaría por su cabeza que un día ganaría el Nobel de literatura?

 

The Reminder, de The Feist

feist

De nuevo, simplicidad genial, a través de una fotografía a contraluz de la silueta de la cantante cruzada por detrás por una serie de líneas de tensión multicolores. La imagen está diseñada y tomada por Mary Rozzi.

 

Peter Gabriel, de Peter Gabriel (1980)

peter gabriel

No, no es Photoshop, es disolvente aplicado sobre la foto de Gabriel tomada por una Polaroid SX-70, de cuando no existía Instagram ni móviles donde imaginárselo. Esas genialidades que nos hacen amar lo analógico por mucho digital que nos rodee. Se le ocurrió al diseñador Storm Thorgerson.

 

Hair, The Original Cast Broadway Recording (1968)

Hair

Una portada mítica para un musical mítico, heredero y reflejo de la contracultura de los años 60. Y viendo los tiempos que corren, lo mismo es momento de volver a representarlo…

 

Nothing’s Shocking, de Jane’s Addiction (1988)

Nothing's Shocking

El líder del grupo y el fotógrafo Perry Ferrell experimentaron con unas cuantas esculturas de siamesas realizadas a partir de la novia del primero hasta conseguir la fotografía deseada. Se puede decir que ellos no se calentaron la cabeza tanto como su modelo.

 

Nightclubbing, de Grace Jones (1981)

nightclubbing

Sin lugar a dudas, los 80 fueron la década de Grace Jones y su figura andrógina, cimentada entre otras cosas por la imagen que el fotógrafo Jean Paul-Goude consiguió para la portada de su quinto disco, el mejor y más popular de su carrera, por el procedimiento de colorear a mano la fotografía. Ahora lo llaman filtro de Photoshop.

 

Houses of the Holy, de Led Zeppelin (1973)

led zeppelin

La portada del quinto disco de Led Zeppelin está basada en la novela El Fin de la Infancia de Arthur C. Clarke, y fue el tiempo gris reinante en el Norte de Irlanda el que terminó propiciando que Aubrey Powell, perteneciente a la legendaria agencia Hipgnosis, tuviera que terminar por colorear fotografías en blanco y negro y realizar un montaje con ellas. A mal tiempo, buena portada.

 

True Blue, de Madonna (1986)

Madonna

El fotógrafo Herb Ritts y la diseñadora Jeri Heiden se aliaron para componer una de las portadas más reconocibles de la reina del pop. Ainsss, como pasa el tiempo.

 

Mechanical Animals, de Marilyn Manson (1998)

mechanical cover

El fotógrafo neoyorquino Joseph Cultice era la mente creativa tras la impactante imagen del cantante, que se consiguió a través de prótesis del mismo tipo que las utilizadas en el cine. Todo muy alien.

 

Hejira, de Joni Mitchell (1976)

hejira

La misma Mitchell fue la responsable del montaje de la portada de su disco, no en vano era artista plástica además de cantante, usando como elemento central un retrato suyo realizado por Joel Bernstein.

 

Nevermind, de Nirvana (1991)

nirvana

Kurt Cobain pensaba en la fotografía de un nacimiento bajo el agua para la portada, pero ante las dificultades que suponía, terminó sugiriendo la alternativa de un bebé buceando a la caza (o pesca) de un billete… el resto es historia y una portada mítica fotografiada por Kirk Weddle.

 

Honey, de Ohio Players (1975)

Honey

Cuando es el exterior del disco lo que consigue un Grammy es que algo estás haciendo bien, sobre todo si eres el fotógrafo de la portada, en este caso Richard Fegley, que además obtuvo con su imagen de la Playmate Ester Cordet el premio de ser prohibido en unas cuantas tiendas. No les gustaría la miel…

 

Wish You Were Here, de Pink Floyd

wish you were here

Bajo el envoltorio de plástico que ocultaba la portada del disco, los creativos de Hipgnogsis idearon una portada blanca donde destacaba en el centro la fotografía de dos hombres dándose la mano mientras uno de ellos ardía. Y lo hacía realmente. Las motivaciones de la elaborada propuesta y el making-off dan para otro post, ya os podéis imaginar.

 

Rage Against the Machine, de Rage Against the Machine (1992)

rage

La portada del primer LP de la banda de heavy es la del monje budista Thích Quảng Đức inmolándose en protesta al gobierno de Vietnam del Sur, y que recibió un Pulitzer en 1963, realizada por Malcolm Browne. Desgraciadamente potente.

 

The Ramones, de Ramones (1976)

ramones

Volvemos a las genialidades sencillas. Tan simple como la de Roberta Bayley de colocar a los cuatro componentes de la banda (Johnny, Tommy, Joey y Dee Dee Ramone) contra una pared y sacarles un a foto en b/n. Algo transmitirán cuando se ha convertido en una imagen legendaria.

 

Sticky Fingers, de The Rolling Stones (1971)

andy-warhol-rolling-stones-sticky-fingers

La portada de Sticky Fingers es mítica por múltiples razones, desde ser ideada por Andy Warhol hasta la inclusión de una cremallera de verdad, con todos los problemas de distribución que creaba, pasando por su prohibición en España. El modelo, un habitual de los círculos de Warhol, Joe Dallesandro, el fotógrafo. Billy Name. Por si fuera poco mito, en la contraportada aparecía por primera vez el logo de la lengua, posiblemente el más famoso de la historia de la música.

 

Country Life, de Roxy Music (1974)

Country life

Brian Ferry convenció a Constanze y Evelyn para que las fotografiara Eric Boman y convertirse en las protagonistas de la portada del disco de Roxy Music cuando las conoció en un bar de Portugal. También las convenció para ayudar con la traducción al alemán de las letras. Por lo segundo aparecen en los créditos, pero no por lo primero. ¿Cosas del directo?

 

Horses, de Patti Smith (1975)

horses

El debut de la cantante norteamericana supuso también el primer trabajo importante de su amigo íntimo y fotógrafo Robert Mapplethorpe, que consiguió con este retrato de la artista con luz natural uno de sus trabajos más reconocidos. Y no tiene pocos.

 

Born in The U.S.A., de Bruce Springsteen (1984)

born in the uSA

Otro genio de la fotografía, en este caso Annie Leibovitz, fue la responsable de que el trasero de Springsteen terminara por resultar más atractivo que su rostro, según comentó el propio cantante. Lo del fondo con la bandera sigue despistando acerca del patriotismo de la canción, pero nos da lo mismo.

 

White Blood Cells, de White Stripes

white blood cells

La fotografía de Patrick Pantano (no puedo evitar preguntarme si este hombre tendrá un problema de retención de líquidos, lo siento) pretende reflejar el agobio sentido por la pareja de artistas ante la atención de los medios, a la vez que en una foto interior hacían notar que también sentían orgullo. El doble filo del éxito.

 

Who’s Next, de The Who (1971)

who

El fotógrafo Ethan Russell propuso a los miembros de la banda retratar una de esas paradas técnicas que todo el mundo hemos tenido que hacer en la carretera, aprovechando el monolito que se habían encontrado. Eso sí, como no todos estaban por la labor, alguna de las marcas son de agua. Guarretes…

 

They Only Come Out at Night, de Edgar Winter Group (1972)

edgard winter

El albinismo del cantante norteamericano le sirvió estupendamente como base para jugar al despiste con el público aderezándolo con un poco de joyería aquí y un poco de maquillaje allá. La idea y el diseño, de John Berg. No le fue nada mal al disco, por cierto.

Categorías:Fotografía, Joderquebuenoes, Música en Cosecha FM, Sin categoríaEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s