Una Cena que Vito Corleone no podría rechazar.

Hay que estar preparado para cualquier cosa en esta vida, por extraño que parezca. Incluso, para dar una cena al Padrino de una familia mafiosa siciliana. La cosa es tener la cena, y si no aparece, siempre puedes utilizarla para culminar un fin de semana dedicado al visionado de la obra maestra en forma de trilogía dirigida por Francis Ford Coppola y que comenzó allá por 1972 con el estreno de El Padrino, protagonizada por Marlon Brando, Al Pacino, Diane Keaton, James Caan o John Cazale, entre otros.

El Padrino es considerada por muchos la mejor película de la historia del cine, y no anda lejos tampoco de tamaña consideración su segunda parte, la auténtica excepción a la norma de segundas partes nunca fueron buenas. En cuanto a la tercera, no llega a la calidad de sus predecesoras, pero se hace imprescindible en cuanto nos ofrece el desenlace vital de los personajes que hemos aprendido a amar/odiar/temer.

clemenza-making-sauce

Como buenos italianos, y también como buenos hijos de la creatividad de Coppola, todos un “disfrutador” de la cocina, los Corleone no pueden vivir sin estar unidos a la gastronomía, como queda reflejado en multitud de detalles de las tres películas. Detalles que son la base para preparar una cena digna de cualquier mafioso que se precie y que nos hará quedar como el mejor, una auténtica propuesta que nadie podrá rechazarnos.

Entrantes con sabor a Sicilia

Como aperitivos o entrantes, quizás lo mejor sea apelar a las raíces sicilianas de la familia, y buscar compartir tres recetas tradicionales de la isla: Caponata, Arancini y Panelle, para ir abriendo boca de la mejor manera posible. Seguro que con ese comienzo hasta a Don Corleone se le ablanda el corazón.

Para la Caponata, un plato equivalente a nuestro pisto manchego, he elegido la receta de Loleta, que lo presenta como una especie de tosta: Bruschetta de berenjenas a la siciliana.

Bruschetta-de-berenjenas-5092-1080x675

Los Arancini son croquetas de arroz a las que se añaden diferentes rellenos. En DeRechupete  las han rellenado de jamón y queso o de berenjenas y ricotta, y tienen una pinta espectacular.

arancini_croquetas_arroz-525x360

Para terminar con lo que empezamos, los Panelle son unos de los aperitivos más populares de la capital siciliana, Palermo, elaborados a partir de harina de garbanzos, que simplemente se fríe y que se suelen consumir junto con pan. La receta, de Simplemente, cocinera.

Fotos per blog B 143

 

Del plato principal se encarga Clemenza

Como no podría ser de otra manera, el plato principal de nuestra cena de homenaje a los Corleone serán los legendarios Espaguetis que prepara Clemenza, el caporegime de la familia, cuando estalla la guerra contra los Tattaglia, y cuya salsa explica detenidamente al retoño de su jefe, Michael, por que “nunca se sabe cuando vas a tener que cocinar para 20”.

1443612643_507075_1443613380_media_normal

Como comentan en la web de El comidista, donde puedes encontrar la receta, se trata de un plato contundente, de los de toma pan y moja, si es que te queda sitio en el estómago, y es que eso de extorsionar debe dar bastante hambre, por lo que parece gustarle la comida a los mafiosos.

 

Para el postre, deja el post, coje los Cannoli.

Cannoli

Clemenza, a pesar de su aspecto rudo, es como el “grácil” espíritu culinario de la película de Coppola, porque también está relacionado con el postre, esos Cannoli que reclama fríamente de su sicario cuando este acaba de terminar con un trabajito en el coche, y que le ha encargado su mujer.

Los cannoli son uno de los postres sicilianos más populares, si no el que más. Son deliciosos tubos de masa rellenos con queso ricotta mezclado con diversos ingredientes. Algo deben tener, porque también aparecen en la tercera parte de la trilogía, igualmente de manera truculenta, pues son los dulces envenenados que usan los Corleone para envenenar a Don Altobello. Y también, como explican perfectamente junto con la receta en Gastronosfera, son los dulces preferidos de otro “Padrino” no menos famoso, el personaje principal de la fantástica serie Los Soprano.

No digáis que no nos ha quedado una cena que nadie podría rechazar… Y si ya queréis rizar el rizo, y a pesar de que ya sabemos que los italianos a lo que no nos ganan es a vino y aceite, siempre podéis investigar en los que ofrece la web de la familia Coppola, que por ser, no son italianos, sino californianos (creo).

Categorías:Cine en Sala 66, Con las Teclas en la Masa, Peliculas, Recetas, Sin categoríaEtiquetas: , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s